Kendrick Perry decidió dejar para los últimos días de sus vacaciones una de las celebraciones más importantes de su vida. El primer fichaje del Unicaja contrajo matrimonio con su pareja Amber Mckinnon el pasado 30 de julio en un acto tuvo lugar en Orlando con el círculo más cercano de ambos protagonistas en el hotel de lujo The Ritz-Carlton. Perry se casó días antes de pisar por primera vez la ciudad de Málaga. El base será uno de los jugadores que estarán en los próximos días en la Costa del Sol para superar los exámenes médicos. Aunque su estancia no será muy prolongada, ya que está en la preselección de Montenegro para jugar los partidos de la Ventana de agosto y optar al Eurobásket, con los que obtiene el pasaporte.