Sucesos

Un preso muy peligroso, que ya mató a otro en Córdoba, hiere a seis funcionarios

El agresor, un guineano con dos asesinatos a sus espaldas, cumple condena en régimen cerrado, aislado y con fuertes medidas de seguridad dada su peligrosidad

21.07.2016 | 18:03

Un interno de la cárcel Puerto III de Cádiz, considerado muy peligroso y que ya mató a un recluso en la prisión de Córdoba, ha herido este jueves a seis funcionarios a los que ha agredido con un pincho y provocado lesiones que han obligado a trasladar al hospital a cuatro de ellos.

Fuentes cercanas al caso han explicado a Efe que el suceso ha tenido lugar en torno a las 09.30 horas cuando el interno, natural de Guinea-Bissau, ha salido de su celda escoltado por seis funcionarios, como es habitual, ya que cumple condena en régimen cerrado, aislado y con fuertes medidas de seguridad dada su peligrosidad.

En un momento dado, ha sacado un pincho, cuya procedencia se investiga, con el que ha agredido en el cuello a un funcionario, y la ha emprendido a golpes contra los otros empleados. A uno de ellos, le ha causado heridas en el pómulo y el tabique nasal, a otro en el brazo y a uno más en la boca, al que el puñetazo ha desplazado los dientes porque llevaba aparato de ortodoncia.

Los otros dos también han sufrido lesiones menos graves y finalmente los funcionarios han conseguido reducir al preso, que cumple condena por matar a su novia y que recientemente ha sido declarado culpable del asesino de un recluso en la prisión cordobesa en junio de 2014.

Nada más conocer los hechos, el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, se ha interesado por los funcionarios y sus familias y ha ordenado la apertura de un expediente para condecorar a los seis heridos por su "coraje", "excelente profesionalidad" y por una actuación que considera "impecable".

Por su parte, el director de la prisión ha denunciado ante el juzgado de guardia los hechos, que podrían ser calificados como un delito de tentativa de asesinato a agentes de la autoridad, la consideración que tienen los funcionarios de prisiones.

Se trata de un recluso especialmente agresivo, que ha protagonizado diversos incidentes en otros centros penitenciarios y que será trasladado de cárcel tras el suceso de hoy.

Dada su peligrosidad, el interno, de 33 años, cumplía condena en régimen de aislamiento, en una celda él solo, de la que salía siempre vigilado por un grupo de funcionarios y paseaba solo en el patio en horas en las que no había otros reclusos.

El pasado 21 de junio, un jurado popular le declaró culpable por el asesinato en junio de 2014 en la cárcel cordobesa de Alcolea, donde cumplía condena de la Audiencia Provincial de Bilbao de 2006 por matar a su novia, a otro interno.

Según el relato del fiscal, el 11 de junio de 2014, poco antes de las nueve de la mañana, el preso se encontraba solo con otro en la sala de musculación de la cárcel y cuando su víctima entró al baño, "sin mediar palabra y aprovechándose de la diferencia de corpulencia entre ambos", comenzó a golpearla hasta causarle la muerte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine