31 de enero de 2019
31.01.2019
Prospecciones ilegales

La competencia para permitir hacer pozos es de la Dirección de Minas, no de la CHG

El presidente de la confederación, Joaquín Páez, recuerda a los ciudadanos que al ver un pozo que pueda parecer ilegal deben informar a Minas o al ayuntamiento correspondiente

31.01.2019 | 18:58
Joaquín Páez, en rueda de prensa.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Joaquín Páez, ha recalcado este jueves que este organismo no tiene competencias a la hora de dar un permiso para hacer un pozo, salvo en casos puntuales, puesto que quien da la autorización es la Dirección General de Minas, dependiente del Gobierno autonómico, aunque ha señalado que se van a incrementar las labores de vigilancia sobre las prospecciones ilegales.

Páez, que ha ofrecido una rueda de prensa en Granada para informar de los proyectos que desarrollará el organismo de cuenca en la provincia, ha señalado a preguntas de los periodistas que la función de la Confederación respecto a la construcción de un pozo es únicamente recibir la comunicación de que se está haciendo por parte del usuario con el permiso que tiene que pedir a Minas.

De este modo, la CHG no es competente en dar permisos salvo cuando el pozo se va a ubicar al lado de los cauces, en una zona de acuífero sobreexplotado o en una zona en la que haya un perímetro de protección para sacar aguas de abastecimiento.

Preguntado sobre el pozo localizado por unos niños en el entorno de Ventas de Huelma (Granada), que ya ha sido cerrado, Páez ha dicho que en las fotografías difundidas por los medios no se observa el encamisado ni elementos para la extracción de agua, simplemente una perforación, y que en este caso el organismo había recibido la comunicación de que sí se había solicitado a Minas el permiso.

El presidente de la CHG ha recalcado que cuando un ciudadano ve un pozo de estas características que pueda parecerle ilegal debe denunciarlo a Minas o al ayuntamiento del municipio. En todo caso, ha recordado que, aunque el organismo de cuenca no tenga competencias para dar permisos para hacer pozos, cuenta con un departamento de policía fluvial para controlar la extracción de agua ilegal y ha avanzado que se van a incrementar las labores de vigilancia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook