La curva de contagios de de la variante ómicron sigue subiendo aunque, según los datos aportados por las Comunidades Autónomas, la incidencia acumulada – 3.192,46 casos por cada 100.000 habitantes, se está ralentizando.

La variante ómicron se ha impuesto en nuestro país. La mayoría de los infectados presenta una sintomatología leve y, es que, el riesgo de ser hospitalizado por el SARS-CoV-2 se ha reducido drásticamente gracias a la eficacia de las vacunas.

En España, 38.114.506 personas han recibido la pauta completa, lo que se traduce en más de 86 millones de dosis administradas y mucha gente protegida de la enfermedad grave y la muerte..

Te puede interesar: ¿Sigue mereciendo la pena tomar todas las precauciones contra el coronavirus? ¿Por qué?

El miedo a esta cepa que se multiplicaba diariamente, quedó patente durante la pasada Navidad con el récord de ventas de test de antígenos en las farmacias españolas: siete millones de pruebas de autodiagnóstico.

El médico de familia Juan Manuel Jiménez, natural de Canillas de Aceituno (Málaga) y que ejerce en la capital, ha publicado en Facebook un post con las doce preguntas que toda persona infectada -o contacto estrecho- se está haciendo tras la explosión de contagios por ómicron.

El facultativo, que además es autor de tres obras literarias, ha escrito esta carta «para ayudar a personas con COVID o con sospecha de COVID». La publicación en la red social, que acumula más de 3.000 interacciones y mil comentarios, ha sido compartido por más de 3.000 internautas.

Doce preguntas y respuestas a dudas que nos surgen después de dos meses tras la aparición de ómicron que, aunque todo parece indicar que causa una enfermedad leve, España sigue contabilizando más de un centenar de fallecimientos diarios. Y muchísimos países están peor. Con todo, un estudio realizado en Sudáfrica y publicado en el British Medical Journal sugiere que el riesgo de hospitalización por ómicron es un 70% inferior en comparación con otras variantes de la COVID-19 como Delta, Gamma o Beta.

1. ¿Qué cepa vírica COVID está circulando ahora en España?

Casi todos los virus COVID circulantes en este momento son variedad ómicron (muy contagiosa, pero de pronóstico leve). Ya circula muy poco la variedad Delta (menos contagiosa pero más capaz de dar complicaciones graves).

2. ¿Quiénes se han contagiado desde principios de diciembre hasta ahora con alguna de esas dos variantes COVID?

La mitad de los españoles se ha contagiado ya con absoluta seguridad (23 millones de personas), y acabaremos enero-febrero con un 80%-90% de españoles contagiados. Es imparable.

3. ¿Son graves los síntomas de esta nueva sexta ola?

En su inmensa mayoría son cuadros leves, muy leves o incluso contagios sin síntomas. Eso se debe, fundamentalmente, a dos motivos: : (1) la variante Ómicron es muy contagiosa, pero poco severa; (2) el 93% de los españoles está correctamente vacunado, y ambas variantes víricas (Ómicron y Delta) responden muy bien a la protección que ofrece la vacuna.

4. ¿Quiénes son ahora las personas con más probabilidad de ingresar en la Planta de los Hospitales por complicaciones graves del COVID?

Son cuatro grupos de pacientes: (1) los mayores de 80 años; (2) las personas inmunodeprimidas por cualquier motivo (cáncer, quimioterapia, SIDA, etcétera); (3) las personas con patologías crónicas importantes (diabetes, EPOPC, neuropatías, etcétera); y (4) las personas que no se han vacunado o que no tienen puestas todas las dosis aconsejadas a su edad.

5. ¿Quiénes son ahora las personas que están necesitando ingresos en las UCIS por complicaciones muy graves, o incluso mortales, del COVID?

El 80% de las personas ingresadas ahora mismo en todas las UCIS de España pertenecen a ese minoritario grupo del 7% poblacional no vacunado.

El 20% restante de ingresados en las UCIS corresponde a personas correctamente vacunadas, pero con menor respuesta a la vacuna: individuos con patologías crónicas, inmunodeprimidos o de avanzada edad.

Casi todos los ingresados en las UCIS están contagiados por la variedad Delta.

6. ¿Ha cambiado la forma de abordar la sospecha de contagio por COVID?

Sí. Desde el pasado 29 de diciembre hay un nuevo protocolo nacional que se basa en una realidad incontrovertible:

Los servicios sanitarios de Atención Primaria y de los Hospitales no pueden atender A LA VEZ a 23 millones de españoles con COVID, y a otros 23 millones que son contactos de los anteriores.

Estamos colapsados.

Ni siquiera con las plantillas de sanitarios al completo sería posible atender a todos los españoles a la vez; mucho menos con un porcentaje muy importante de médicos y enfermeras de baja laboral por COVID, que no se pueden sustituir porque ya no queda nadie en España a quien contratar.

7. ¿Qué hago si soy contacto de una persona que ha dado positivo, pero yo no tengo síntomas y, además, estoy correctamente vacunado?

Nada. Absolutamente nada. No tienes que hacer nada. Sigue haciendo tu vida normal, y no olvides la mascarilla.

8. Ya, doctor. Pero yo no me quedo muy tranquilo. Además, tengo un ligero picorcillo en la garganta. Prefiero ir a la farmacia y hacerme un test.

Bueno. Es tu decisión. Si te da negativo, haz lo dicho más arriba. Si te da positivo… te acabas de ganar siete días de aislamiento en tu domicilio (con o sin baja laboral, según el caso).

Pero no hace falta que vengas al Centro de Salud a confirmar la positividad de los test de antígenos de la farmacia. Si dan positivo, eres positivo.

Por mucho que nos insistas, no te vamos a pedir una PCR confirmatoria. Lo siento. Punto final.

9. ¿Qué hago si soy contacto de una persona que ha dado positivo, pero yo no tengo síntomas, y no estoy vacunado?

En tu caso, por no estar vacunado, hay que hacer como en la primera ola: directamente siete días de aislamiento en tu domicilio (con o sin baja laboral).

No tienes que venir al Centro de Salud a contar tu caso, ni al Hospital.

No necesitas hacerte test alguno, ni en farmacia ni en el Centro de Salud (daría igual el resultado: te tienes que aislar siete días, en cualquier caso).

No insistas en el Centro de Salud pidiendo test: no te corresponden. Pero si no te quedas tranquilo, ve a la farmacia.

10. ¿Qué hago si he dado positivo en un test de antígenos o en una PCR?

Hay dos posibilidades, que son idénticas en vacunados y en no vacunados:

– Si los síntomas son leves o ausentes… cumple siete días de aislamiento en tu domicilio (con o sin baja laboral) sin necesidad de consultar a nadie. Bueno, salvo que seas tenista de élite. En dicho caso, vete a Australia y haz lo que te salga del arco del triunfo.

– Si los síntomas te parecen graves (fiebre alta que no cede, falta de aire, ahogo, etcétera) … acude a la Urgencia del Hospital para que allí decidan si te tienen o no que ingresar.

11. Doctor: tenemos casos de COVID en mi casa, pero nadie nos ha llamado para preguntar cómo estamos ni para rastrear a los contactos.

En primer lugar, desde el 29 de diciembre pasado ya no hay rastreo en España: estamos todos contagiados o a punto de contagiarnos. Ya no es necesario rastrear nada. Los contagios son comunitarios. No en brotes.

Nadie te llamará para estudiar los contactos.

En segundo lugar, se están priorizando las llamadas de seguimiento a los domicilios para los pacientes con COVID de edad avanzada o con patologías crónicas de riesgo. Si eres joven y sano, posiblemente no te llamaremos. Lo sentimos mucho, pero así están las cosas.

Si tus síntomas son leves o ausentes… sofá y Neflitx en el domicilio. Si son graves… al Hospital.

12. ¿Algo que recordar para los próximos dos meses?

Sí. Que estamos en medio de una emergencia nacional. El autocuidado y el sentido común son las herramientas básicas en estos momentos cruciales.

Usa la Sanidad (pública o privada) sólo si es estrictamente necesario. No nos chilles, que no somos sordos. Pocos, sí; pero no sordos.

No «calientes» más las largas colas, pues ya bastante «calientes» nos llegan los enfermos.

No repitas más que no te cogen el teléfono: ya lo sabemos. Ni hay líneas suficientes para tantas llamadas ni manos para descolgar.

Estamos trabajando muy duro, aunque a ti no te lo parezca. No necesitamos tu aplauso, pero sí tu respeto.

Y si no eres parte de la solución, eres parte del problema.