Nuevo crimen en la provincia de Málaga. El tercero en menos de dos semanas tras el atropello mortal en la puerta de una discoteca en la capital y el robo en la vivienda de un vecino de Humilladero que falleció tras ser agredido en la cabeza. En este caso, un hombre de 50 años falleció la madrugada de este jueves apuñalado supuestamente por otro de 57 que fue detenido poco después por la Policía Nacional.

Según fuentes cercanas al caso, la investigación apunta a que víctima y agresor, ambos holandeses, coincidieron en una cervecería de La Carihuela y discutieron hasta que uno de ellos se marchó del establecimiento. Sin embargo, apenas veinte minutos después, sobre las 00.40 horas, regresó con un machete y agredió en la zona del abdomen a la víctima, que falleció prácticamente en el acto pese a los esfuerzos de los sanitarios que se trasladaron hasta la calle Ciudad de Porcuna

Se trata del tercer crimen que se registra en la provincia en apenas diez días tras el atropello mortal de la capital y el robo violento de Humilladero

La Policía Nacional también se presentó inmediatamente en el lugar y detuvo al presunto agresor como presunto autor de un delito de homicidio. Las fuentes añadieron que los dos hombres parecían estar ebrios cuando se produjeron los hechos y que los agentes tratan de averiguar las razones que originaron la disputa. El responsable del apuñalamiento mortal pasará a disposición judicial este sábado.

Dos crímenes mortales en menos de una semana

El suceso se produjo seis días después que un vecino de Humilladero muriera durante el asalto de su vivienda en plena noche. La víctima, de 72 años, falleció del fortísimo golpe que le propinaron en la cabeza, aunque tuvo tiempo de buscar a un familiar y delatar a los autores, que fueron detenidos esa misma noche en Fuente de Piedra. Uno de ellos tenía en vigor una orden de alejamiento de la víctima por un episodio anterior.

La madrugada del domingo 15 de mayo, un joven de 23 años murió en la puerta de una discoteca de la Avenida Isaac Peral de Málaga tras ser arrollado por un vehículo que se dio a la fuga y cuyos dos ocupantes fueron detenidos al día siguiente. El conductor ingresó en prisión como presunto autor de un delito de asesinato y otros tres en grado de tentativa, ya que la investigación le atribuye una acción intencionada.