Julia Juaniz recibirá el Premio Ricardo Franco del 24 Festival de Málaga, que se celebrará del 3 al 13 de junio. Con este galardón, otorgado en colaboración con la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España por décimo tercero año consecutivo, el Festival de Málaga reconoce a los diferentes profesionales del cine, técnicos de prestigio que con su trabajo detrás de las cámaras dan forma a las películas más interesantes de nuestro celuloide. Son creadores decisivos para que los proyectos cinematográficos lleguen a buen puerto pero al estar lejos de los flashes muchas veces sus aportaciones no son conocidas ni resaltadas lo suficiente.

Julia Juaniz (Arellano, Navarra) realizó estudios de Medicina en la Universidad de Zaragoza y cursos de fotografía en la galería Spectrum de Zaragoza. Desde 1986 se dedica profesionalmente al cine. En 1992 asistió al proceso de montaje de la película Trespass, de Walter Hill montada por Davis Freeman en Los Ángeles. Desde 1990 trabaja como montadora de películas y documentales, con numerosos directores como Carlos Saura, Víctor Erice, Rafael Gordon, Alberto Morais, Ramón Barea, Paula Cons, Bobby Moresco y Mark Steven Johnson, entre otros.

Pueblo

«Nací en un pueblo de Navarra con tan sólo 100 habitantes, que se dedicaban a la agricultura. En esa época los niños vivíamos en la calle y en el campo. Pero la única cosa diferente que teníamos era que había un cine donde ponían películas los sábados y domingos. Así pasaron los primeros diez años de mi vida: sentada en un banco en la primera fila viendo películas», recordó Juaniz en una entrevista con LadoBerlín.

Para la navarra, «montar es trabajo, trabajo e imaginación, intuición, creatividad»: «La tarea del editor es ayudar al director a hacer que su película sea tan clara, entretenida y dramática como sea posible».

Miembro de la Academia de Cine y de sus homólogas norteamericana y europea, la montadora también realiza exposiciones de fotografía e instalaciones, pinta negativos de película que posteriormente proyecta, hace cajas de luces y dirige y escribe cortometrajes. «Como directora intento descubrir otras formas de narrativa dentro del cine experimental y videoarte. El cine es mi vida», subraya.