La actriz malagueña Mara Guil no para. La ganadora del Premio Carmen a Mejor Actriz Revelación no se cree aún el galardón, incluso cuando ya han pasado casi dos semanas de que escuchara su nombre tras la entradilla: «Y la ganadora es...».

«Para mí fue todo un honor. Recuerdo que estaba tan nerviosa en la gala porque realmente no me lo esperaba... Tenía claras un par de cosas si me lo daban [para el discurso] pero imagínate cuando dicen tu nombre: te entran unos nervios y una satisfacción...», recuerda la malagueña.

Su interpretación como Aurora en la película El buen patrón, del director Fernando León de Aranoa que cuenta con 20 nominaciones en los Premios Goya (que se celebran mañana en Valencia), la ha llevado a conseguir un gran aprendizaje y a avanzar en su carrera interpretativa.

Así lo explica Guil: «Me sentí bastante bien, muy agradecida porque trabajar con un director de la talla de Fernando León de Aranoa y con un compañero como Javier Bardem, pues además de ser un lujo no dejas de aprender». Añade: «Intenté estar a la altura en todo momento, muy concentrada. Y lo disfruté muchísimo».

El ingrediente del éxito

La concentración y su profesionalidad son algunos de los aspectos que destacan a la actriz y que ya la definían incluso durante el casting del filme. «Primero hice un self-tape, un casting grabado. Después me dijeron que Fernando me quería ver en persona. Iba tan concentrada que pude perder como dos kilos en esas dos horas que estuve con él trabajando».

Cuando finalmente su representante la llamó para avisarla de que había conseguido el papel se sorprendió tanto que, como dice la malagueña, «no me caí de culo de milagro».

El Premio Carmen es el segundo de su carrera después de que el año pasado lograra la Biznaga Málaga Cinema a Mejor Actriz en la 24 edición del Festival de Málaga.

«Me pareció un reconocimiento y una forma de decir vamos a continuar con esto porque ya sabes que la vida de los actores y las actrices a veces es muy dura». Aunque señala que, en su caso, no se puede quejar porque siempre ha tenido mucho trabajo en el teatro y en la pequeña pantalla.

Si tiene que elegir un formato opta por el teatro, aunque afirma: «A mí, lo que me echen, me gusta todo. Esto es como cuando te dicen: ¿A quién quieres más, a mamá o a papá?».

Su experiencia sobre los escenarios le ha llevado a considerar que «en el teatro se abre el telón y todo depende de ti, del trabajo que hagas en el momento y de tu historia emocional. Por el contrario, en el trabajo audiovisual hay muchos cortes, parones. Tienes que estar al mismo nivel de concentración en todas las tomas porque no sabes cuál va a ser la buena por la luz y otros factores, entonces no depende tanto de ti, todo depende también del montaje». La malagueña también valora que el contacto directo con el público es muy diferente sobre el escenario. Guil justifica: “Se crea una magia que no tiene el cine ni la televisión”.

Desconocidas y Un Óscar para Óscar, las nuevas producciones en las que trabaja

 La malagueña estrenó el pasado domingo en Canal Sur una nueva serie que devuelve a la cadena la producción de contenidos de ficción. Se trata de Desconocidas, una trama en la que da vida a Isabel, mujer que vuelve al lugar en el que nació, Monteverde, un pueblecito de Andalucía donde se enfrentará a los secretos del pasado, los problemas del presente y las ilusiones del futuro. «Es una serie que grabamos a finales del año pasado y que esperamos que tenga mucho éxito y que la gente la disfrute», sostiene Mara. La serie cuenta con 13 episodios y con la producción de Eduardo Galdo, una de las caras de la dirección de la longeva trama de Arrayán, en la que también participó la malagueña entre los años 2007 y 2012. Guil también está preparando el futuro estreno de una obra en el Teatro Bellas Artes de Madrid. Es una comedia titulada Un Óscar para Óscar, en la que compartirá tablas con los actores Jon Plazaola, Agustín Jiménez y Rebeca Salas.  «La estrenamos el 15 de junio. Estoy muy ilusionada, es una comedia con un reparto estupendo». Además, la actriz adelanta que «en breve» se anunciará el estreno de un nuevo filme que rodó el verano pasado, un proyecto con el que dice estar muy contenta.

El Buen Patrón le puede valer otro premio. El pasado lunes se dio a conocer su nominación a Mejor Actriz de Reparto en los Premios de la Unión de Actores y Actrices: «Me quedé en shock, estoy teniendo un año muy gratificante. Es muy bonito que valoren tu trabajo».

Comparte nominación en la 30 edición de la gala, que se celebrará el próximo 14 de marzo, junto a Carolina Yuste, que participó en el reparto del filme Chavalas, y Arantxa Aranguren, de Maixabel. La designación ya es un premio para Mara, porque «significa que se han fijado» en ella, en su trabajo. Es realista: «No espero ganas pero nunca se sabe». Gane o no, Mara Guil seguirá adelante, haciendo carrera, su carrera.