Milena Smit, estrella emergente protagonista de Madres paralelas, de Almodóvar, y la adaptación de La chica de nieve alza el vuelo en Libélulas, ópera prima de Luc Knowles coprotagonizada por Olivia Baglivi, que se presentó ayer en ZonaZine, dedicada al cine menos convencional. La película, dijo Smit, «pone en valor la amistad, la relación entre estas dos amigas que nunca dudaron de que se tendrían la una a la otra». Familias desestructuradas, drogas, soledad y dos amigas frágiles protagonizan esta cinta intimista, estéticamente muy hermoso pero dura en su fondo.