El Club Balonmano Ciudad de Málaga (Trops Málaga), en comunión con la Federación Andaluza de Balonmano, ha decidido que la final de la XXV Copa de Andalucía, prevista para el sábado 16 de enero a las 12:45 horas entre los equipos Trops Málaga y Ángel Ximénez Puente Genil, se dispute a puerta cerrada. Esta decisión viene marcada por los últimos acontecimientos en relación a la incidencia de la situación epidemiológica provocada por el Covid-19.

Estaba previsto que este encuentro se jugara con público, aunque con la limitación de aforo del Pabellón Fray Francisco Baños del Colegio Los Olivos. Sin embargo, conocidos los últimos datos y la evolución de la pandemia en Málaga, sede de la final del torneo andaluz de balonmano, el club malagueño prefiere no abrir el pabellón al público “por prudencia”, según ha señalado el presidente del conjunto malagueño en un ejercicio de responsabilidad con los aficionados al balonmano. “Apelamos a la comprensión de nuestros seguidores y los del Ángel Ximénez. Confiamos en que pronto mejore la situación, pero, con los números de casos que se están dando en los últimos días, no creemos conveniente que el partido se juegue a puerta abierta”, subraya Camas.

El Club Balonmano Ciudad de Málaga pide a los espectadores que solicitaron la asistencia a este encuentro que no acudan al pabellón este sábado, ya que no estará permitido el acceso al recinto deportivo. Solo podrán entrar los profesionales de los medios de comunicación, las directivas de ambos clubes y autoridades, todos ellos previamente acreditados.

El choque entre el Trops Málaga y el Ángel Ximénez de la Liga Asobal, correspondiente a la final de la XXV Copa de Andalucía de Balonmano, se emitirá en directo en el Canal de la Federación Andaluza, institución organizadora del evento.