La empresa pública de aguas de la Mancomunidad de la Costa del Sol, Acosol ha presentado en Fitur el plan de subvenciones otorgada por Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, que le permitirá invertir 5 millones de euros en proyectos de sostenibilidad y el cuidado del entorno.

Al acto, celebrado en el stand de la Costa del Sol, han asistido el presidente de la Mancomunidad, José Antonio Mena, el consejero delegado general de Acosol, Carlos Cañavate, y el consejero delegado ejecutivo, Manuel Cardeña.

Para el presidente de la Mancomunidad de la Costa del Sol, José Antonio Mena, "estas ayudas permitirán reducir el consumo energético y la huella de Carbono".

El consejero delegado de Acosol, Carlos Cañavate, ha destacado el trabajo de las estaciones de depuración de aguas residuales, ya que permiten aprovechar al máximo los recursos y utilizar el agua de forma más sostenible. "Por ello, hemos querido ir más allá y ser punteros en la digitalización y automatización de nuestras cuatro depuradoras principales para mejorar la calidad de los procesos, la calidad del agua tratada y reducir el consumo energético al incorporar las últimas tecnologías de control".

Cañavate ha añadido que en la depuradora de Fuengirola invertirán 297.719 eruos; en la de Arroyo de la Miel, 198.479 euros; en la de Arroyo de la Víbora 259.068 euros; y en la de Guadalmansa, 271.625 euros.

Cañavate ha explicado que estos proyectos permiten "invertir eficientemente en tecnología de gestión de aguas residuales, aplicando energías renovables que son vitales para la grar calidad de vida, el cuidado del entorno y realizar un servicio público de excelencia indispensable para la salud de los ciudadanos".

El consejero delegado ejecutivo, Manuel Cardeña, ha agregado que las inversiones permitirán la sustitución del sistema biológico de las depuradoras por un sistema de difusores de burbuja fina que es más eficiente, y tiene un menor consumo energético. En la estación de Cerro del Águila (Mijas-Fuengirola) invertirán 1.451.556 euros; y en la de Arroyo de la Víbora (Marbella) 1.050.802 euros. Todo ello con la instalación de paneles solares fotovoltaicos sin sistema de acumulación eléctrica y con sistema de medición y registro de potencia y de datos solares, lo que supone un ahorro económico y energético, con una inversión de 3,42 millones de euros.

Acosol es pionera en el riego de campos de golf con agua regenerada y continúa apostando por su uso.