Los incendiarios ritmos del primigenio rock’n’roll que en la década de los cincuenta revolucionaron la forma de entender la vida de los ‘hijos de la guerra’ alcanzaron una ruidosa madurez durante los siguientes años, dando como resultado el nacimiento de subgéneros como hard rock, el heavy metal o el thrash. Según el periodista musical Paul Elliott, autor de ‘Rock’, un ilustrativo volumen que ahora llega a las librerías españolas gracias a la editorial Blume, esta corriente arrancó a finales de los sesenta con ‘Are You Experienced?’ (1967), el debut discográfico Jimi Hendrix. Y aunque reconoce que formaciones anteriores como The Kinks, The Who o Cream ya habían puesto a prueba la potencia máxima de sus amplificadores, el autor dice que fue el guitarrista norteamericano quien «abrió las puertas a una revolución musical» que prendió la mecha de lo hoy conocemos como heavy rock.

El listado cronológico de Elliott, que reseña los 101 álbumes primordiales de los grupos más salvajes del universo roquero, arranca con los elepés de las bandas pioneras en superar el volumen de un avión a reacción, entre las que destacan Led Zeppelin, Black Sabbath, Deep Purple o Judast Priest. El texto, repleto de curiosidades y datos sorprendentes, prosigue con la enorme explosión del heavy de comienzos de los ochenta, con representantes tan ruidosos y estrafalarios como AC/DC, Motörhead, Iron Maiden o Metallica, y se detiene en la impronta de las formaciones que en los noventa se mantuvieron fieles a los cánones del rock: Guns N’ Roses, Nirvana, Perl Jam, Red Hot Chili Peppers, Soundgarden o Rage Againts the Machine. Las páginas de ‘Rock’ acaban con los trabajos con los que formaciones como Queens of the Stone Age, Slipknot, System of a Down, Linkin Park o Muse dieron la bienvenida a la década de los 2000, cerrando un apasionante viaje por los discos de mayor repercusión del género.

Del mismo modo, el autor se destaca algunos discos que nunca creerías ver en una selección de hard rock, como el tercer elepé de Queen, ‘Sheer Heart Attack’ o el maravilloso ‘License to Ill’ de Beastie Boys, pero, como ya sabemos, toda elaboración de una selección de ‘imprescindibles’ siempre es subjetiva, sobre todo cuando la firma una sola persona. También llaman la atención algunas significativas ausencias -no citar a Blue Cheer, Iron Butterfly o Grand Funk Railroad puede resultar imperdonable-, lo que no impide que el volumen presente una completa panorámica del desarrollo de rock de alto voltaje. El análisis de cada vinilo viene acompañado de una reproducción de la portada del mismo y una ficha que especifica los músicos participantes y su fecha de lanzamiento. De manera acertada, Elliott destaca en sus reseñas la importancia de cada elepé y la repercusión que tuvo tanto en la carrera de sus autores como en el siempre cambiante mundo de la música. Lo que hace que ‘Rock’ resulte un excelente manual sobre la historia del rock duro desde su origen hasta nuestros días.

Título: Rock. 101 álbumes emblemáticos del rock

Autor: Paul Elliot

Editorial: Blume

Precio: 29,90 €