Los libros de viajes tienen un atractivo especial si quien describe el país o la ciudad no es un extranjero de paso, sino alguien que la conoce casi como un autóctono. La visión será completamente distinta, mucho más rica además que la de los habitantes del lugar por esa especial capacidad de observación, por ese don para captar detalles que pasan desapercibidos a la mayoría

Es lo que sucede en ‘Amanecer en el Gianicolo’, un libro primorosamente editado por la editorial Catedral y que nos ofrece el periodista y escritor barcelonés Arturo San Agustín, quien lleva con orgullo y alegría el ser simbólico hijo adoptivo de Roma.

En esta recopilación de textos breves lo que el autor nos presenta es, ni más ni menos, que una Roma deliciosa y total. Un ‘aleph romano’ en el que se dan cita, en crónicas punzantes y poéticas, Alberto Sordi, Nino Rota, la mandíbula de Mussolini, el viejo Trastevere, las abundantes delicias de la gastronomía romana, cardenales y otras glorias vaticanas, santa Cecilia, el Tíber, Alberti, príncipes, espías y hasta alcachofas.

Amanecer en el Gianicolo

  • Arturo San Agustín 
  • Editorial: Catedral
  • Precio: 18 € 

Una inmersión feliz en la cittá, al ritmo de la canción italiana y recuerdos de décadas, de la mano de un autor que se transmuta en personaje de Fellini para enseñarnos la vida y los placeres de una ciudad prodigiosa.