Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Poesía

Mariluz Escribano: memoria y perdón

Remedios Sánchez publica en Cátedra la poesía completa de Mariluz Escribano, poeta granadina que se dio a conocer a los cincuenta y seis años con una obra radicada en la memoria, la dignidad, la ética y el perdón, los ejes fundamentales de una poesía basada en la sencillez formal y en la musicalidad

Mariluz Escribano L. O.

Hay dolores imposibles de silenciar porque marcan el curso de una vida, porque la determinan esencialmente. Y con ese dolor hay pocas cosas que hacer. Una de ellas, acaso la más corriente, es convertirlo en rencor y cargarlo a la espalda el resto de la vida, acaso en busca de la venganza. Pero hay otra opción, la de transformarlo en fundamento artístico tras el sublime, generoso acto del perdón, que no implica el olvido.

Esta fue la opción, esencial en su vida y en su obra poética, que adoptó Mariluz Escribano Pueo, escritora granadina cuya poesía completa acaba de ver la luz en una elegante edición de Cátedra a cargo de Remedios Sánchez, profesora de la Universidad de Granada y, sin ninguna duda, la máxima autoridad en la obra de Escribano.

Poeta tardía, o más bien poeta en la sombra, oculta, durante gran parte de su vida, su obra comienza a hacerse pública en 1991, en la reconocida colección ‘Cuadernos del Guadalhorce’ que publicaba con tanto esmero como acierto el editor malagueño Ángel Caffarena. Aquellos ‘Sonetos del alba’ ya nos dan a conocer una poeta madura, que domina el modelo clásico y que desde él aborda el amor desde una perspectiva casi garcilasiana, destilando los sentimientos de amor y desamor, ilusión y desengaño.

La «etapa clásica» de Mariluz, inaugurada así, nos ofrecerá otros dos libros más, ‘Desde un mar de silencio’ y ‘Canciones de la tarde’ que, junto a los ‘Sonetos del alba’, componen una trilogía que refleja una voluntad de estilo ajena al tiempo en que fueron publicados. Así, a finales del siglo XX, en plena efervescencia de la «poesía de la experiencia», de corte tan coloquial, Escribano apuesta por uno clasicista, ajeno a las modas del momento. Esta es una de las señas de identidad de la poeta, la libertad creadora no ceñida a modas. Es Mariluz Escribano «un verso libre», como ella misma se definiría, una poeta a contracorriente, seguramente porque nunca buscó la aceptación, el beneplácito de sus contemporáneos, quienes, por otra parte, se lo negaron furibundamente desde el principio.

Después vendrá un largo silencio de veinte años, hasta que en 2013 con ‘Umbrales de otoño’ la memoria y el perdón, las ideas centrales de esta autora, toman cuerpo definitivo. Los poemas de este libro fueron escritos durante los años setenta y ochenta del siglo XX. Guardados en un cajón, son un modo de «refugio secreto», como ella misma los definiría. El refugio de su infancia, del amor del padre asesinado cuando ella no había cumplido aún un año de vida, de la admiración por su madre, depurada y maltratada por el régimen. Con este libro ganará el Premio Andalucía de la Crítica. Mariluz, a sus setenta y ocho años, recibe por primera vez el reconocimiento que hasta entonces se le había negado.

‘Umbrales de otoño’ es un libro escrito desde el compromiso ético en el que aborda la propia historia familiar, tan trágicamente igual a la de otras muchas personas que vivieron similares circunstancias, lo que lo universaliza. Escribano centra la recuperación de la memoria (y con ella la dignidad de los vencidos) en la figura paterna. En este libro aparecerá el que es el poema más emblemático de su obra, el estremecedor ‘Los ojos de mi padre, en el que imagina una infancia vivida sin su orfandad y acepta su herencia de integridad, de compromiso ético: «todo el mundo conoce/ que heredé de mi padre una bandera».

Mariluz Escribano Pueo

  • Poesía completa 
  • Editorial: Cátedra
  • Edición: Remedios Sánchez
  • Precio: 15,00 €

El éxito de este libro parece infundir nuevos ánimos a la poeta, que en 2015 publica ‘El corazón de la gacela’, donde el compromiso con la memoria vuelve a ser el eje esencial del libro junto con la reconciliación, ya perfectamente trazada en el poema inaugural: «ahora es tiempo de paz,/ de paz y de memoria».

Con una salud ya muy maltrecha, la poeta entregará su último libro, una suerte de memorias que titulará ‘Geografía de la memoria’, en el que predominará la introspección, la evocación de lo perdido y también un cierto desengaño vital, como se refleja claramente en el poema ‘Porque la vida muerde’.

La edición recién presentada recoge un magnífico y documentado estudio introductorio a cargo de Remedios Sánchez, los seis libros de Mariluz Escribano y un apéndice con algunos inéditos, la poesía completa de una poeta que basa en la sencillez, en la musicalidad y en el compromiso ético una obra sólida, brillante y estremecedora.

Compartir el artículo

stats