El Teléfono andaluz que ayuda a las mujeres 900 200 999 del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha registrado en la provincia de Málaga, durante el 2020, más de 8.200 (8.241) llamadas --2.041 más que en 2019-- lo que supone un aumento del 32,91 por ciento.

Con este dato, el servicio ha renovado su imagen bajo el lema 'Un teléfono para todas. Una respuesta para cada una', que ha sido presentado este viernes de forma telemática por la asesora de programa del IAM en Málaga, María Encarnación Santiago.

Esta campaña, que en palabras de Santiago, ofrece una imagen "más cercana y más actual", tiene un objetivo claro: "Seguir acercando los recursos de la administración a toda la ciudadanía, especialmente a las mujeres andaluzas del mundo rural y las mujeres jóvenes, que son aquellas que presentan una especial vulnerabilidad y a las que pretendemos acercarnos y darnos aún más a conocer".

El teléfono 900, que cumple 25 años, se ha convertido en un recurso de referencia a nivel autonómico y también internacional. Es un servicio gratuito y permanente, disponible durante las 24 horas, todos los días del año, día y noche. Es anónimo y confidencial y el equipo humano que lo atiende está formado por personal especializado, profesional y humano. "Estamos hablando de un teléfono que salva vidas y por eso es tan importante que llegue a todas las mujeres de Andalucía", ha señalado en un comunicado.

Santiago ha puesto de relieve que se ha multiplicando por diez el presupuesto del teléfono en estos dos años, superando los 1,3 millones; lo que ha permitido incrementar el personal de 12 a 19 agentes, poner en funcionamiento un canal alternativo de contacto por correo electrónico 900200999.iam@juntadeandalucia.es o aumentar la unidad de Asesoramiento Legal Telefónico, entre otras medidas.

Otras de las grandes novedades, ha añadido la asesora del IAM, es la formación al personal para la atención a mujeres víctimas de trata, explotación sexual y mujeres en contexto de prostitución: "Mujeres que han sido invisibilizadas por los sucesivos Gobiernos anteriores y que, a partir de ahora, el teléfono también atenderá a estas víctimas de violencia machista, como reconoce nuestra ley, y coherente con nuestra filosofía, de trasladar la igualdad formal y legal a la realidad, a la cotidianidad y a todas las víctimas".

Balance de 2020

En 2020 en Málaga se han recibido un total de 8.241 llamadas, son 2.041 más que en 2019, lo que supone un aumento del 32,91 por ciento; siendo los meses de abril a agosto cuando se produjeron más llamadas.

Además, el 76 por ciento de las llamadas atendidas en Andalucía por el 900 200 999 durante el pasado año han estado relacionadas con la violencia hacia la mujer y se han gestionado a través de esta línea en Málaga 154 acogimientos en 2020, un 52,47 por ciento más que el año anterior.

Santiago ha destacado la excepcionalidad del 2020 y ha destacado que "desde el inicio del estado de alarma, el teléfono 900 200 999 también tuvo que adaptarse en tiempo récord a la situación y mantener, como recurso esencial, la atención a las mujeres. Es importante resaltar que el servicio no se ha visto interrumpido ni un solo día, registrando unos resultados históricos nunca alcanzados".

La asesora de programa del IAM ha insistido en que "hay que conseguir que la gente descuelgue el teléfono como primera acción frente a la violencia machista, y desde el Instituto Andaluz de la Mujer y de la Consejería de Igualdad activaremos todos los recursos y mecanismos para dar esa respuesta, esa puerta de esperanza y esa salida a la violencia, para conseguir que las mujeres víctimas pasen a ser mujeres supervivientes".

En la misma línea ha destacado que "el esfuerzo de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación y del Instituto Andaluz de la Mujer pasa por una apuesta sincera por la erradicación de la violencia hacia las mujeres. Nuestra apuesta es decidida, nuestro compromiso absoluto y nuestras políticas por y para la mujer están blindadas. Ni un paso atrás, ni una duda, ni un titubeo. Solo nuevas ideas, nuevas miradas, nuevos proyectos".

Asimismo, Santiago ha explicado que la nueva imagen refleja la matriz de puntos donde cada persona introduce su patrón personalizado y confidencial de desbloqueo de su terminal móvil, ya que "el teléfono 900 200 999 es una solicitud de ayuda o atención de las mujeres malagueñas para desbloquear una situación de discriminación o desigualdad".

"Con la gama de colores utilizada --morado, naranja y verde-- creamos un código de color alusivo a los distintos ámbitos de actuación en los que presta servicio esta línea: violencia de género, igualdad así como coeducación y empleo. Un colorido que contribuye a hablar de historias reales", ha añadido la asesora de este esencial servicio.