Andalucía empieza la última semana de abril con una inestabilidad atmosférica provocada por la borrasca Lola, que genera alta nubosidad y posibles lluvias en la región hasta el miércoles incluido, cuando se estabiliza la situación y se reduce las probabilidades de precipitaciones.

Según ha concretado en declaraciones a Europa Press el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Andalucía, Ceuta y Melilla, Luis Fernando López Cotín, la semana se puede dividir en dos bloques: un primero de inestabilidad atmosférica significativa con chubascos que pueden ser tormentosos y traer granizos localmente, sobre todo en la mitad occidental; y un segundo bloque en el que la situación se calma.

De hecho, toda la provincia de Málaga está bajo el aviso amarillo por lluvias de la Aemet, desde la medianoche de este lunes hasta las seis de la tarde del martes (nueve de la noche, en el caso de la Axarquía). Se espera una precipitación acumulada de 20 litros por metro cuadrado tanto en la Costa del Sol como en el Guadalhorce, la Serranía, la Comarca de Antequera y la citada comarca axárquica. Las lluvias, además, irán acompañadas de tormentas.

Las temperaturas sufrirán altibajos esta semana, de forma que los días de mayor nubosidad las mínimas subirán y las máximas bajarán; y los días con menos nubes, al contrario.