El delegado de Salud y Familias, Carlos Bautista, ha advertido de que los ingresos hospitalarios por COVID-19 afectan cada vez a pacientes más jóvenes, por lo que ha pedido prudencia y, pese al cansancio acumulado en la población, seguir cumpliendo con las medidas de uso de mascarilla, distancia social y uso de gel hidroalcohólico.

En Málaga, donde ha inaugurado junto con la directora gerente del Hospital Regional de Málaga, María del Mar Vázquez, la Sala del Recuerdo, ha señalado que hay pacientes muy jóvenes que ingresan "directamente a Urgencias y la UCI porque llegan muy afectados".

Por rango de edad, a nivel andaluz y, por tanto, extrapolable a la provincia malagueña, el mayor número de ingresos por COVID se está produciendo en el rango de edad de 20 a 29 años; seguido del de 10 a 19 años y de 40 a 49 años, en ese orden.

"La gente no es consciente y entiendo el cansancio generalizado pero hay que seguir machacando, que la población sepa que los ingresos afectan a gente cada vez más joven. El virus está ahí", ha enfatizado Bautista, quien ha reiterado que los que llegan al hospital "llegan muy malitos por desgracia".

Cuestionado por el incremento de la incidencia acumulada, Bautista ha recordado que el virus sigue "y la movilidad lo mueve; donde hay mucha gente se mueve el virus y hay más contagios", ha sostenido.

También se ha referido el delegado de Salud y Familias en Málaga al mensaje de que pronto la ciudadanía podrá quitarse las mascarillas: "Lo respeto pero no lo comparto; nos queda mucho tiempo de mascarilla porque tenemos que vacunar a la población; que es un esfuerzo tremendo y nos quedan meses cruciales".

En opinión de Bautista, ese mensaje de "ya mismo no quitamos las mascarillas" hace que los ciudadanos, "que ya están cansados, estamos todos agotados, se la quiten ya y nos movemos en cualquier entonces (social, familiar y laboral) y pasamos mucho tiempo sin mascarilla, creyendo que tenemos una situación de convivencia con amigos y familias que no es real".

"Le diría a todo el mundo que fueran responsable, nos quedan meses cruciales, meses con muchos viajeros y necesitamos avanzar muy deprisa en vacunación y ver si hace todo el efecto que creemos que va a hacer pero eso tenemos que acreditarlo. Tenemos que tener una constatación y eso lo sabremos cuando lo cuantifiquemos a final de verano, mientras tanto sed prudentes por favor", ha espetado el delegado.

Ha señalado que el buen tiempo, la apertura de las fronteras y el hecho de que aumenten los viajes hace que el virus se mueva: "Es una realidad. Tenemos que buscar equilibrio entre la economía necesaria y la salud pública y en ese equilibrio intentaremos hacer los sanitarios todo el esfuerzo".

Mientras tanto, ha agregado, "no hay otra que ser prudentes" y ha aclarado respecto a la vacunación que, según los epidemiólogos, "no va a acortar los plazos, conseguirá que tengamos inmunizada a más población pero el tiempo que estará el virus lo va a evitar esto --la mascarilla-- y aunque estemos vacunados podemos contagiarnos, aunque lo pasemos más leve".

"Lo que acaba con el virus es la mascarilla, la distancia, la higiene. La vacunación va a ayudar mucho a evitar contagios, ingresos hospitalarios y fallecimientos, que es mucho", ha subrayado el dirigente malagueño, quien ha admitido que no sabe si se está en un momento en el que hay que aumentar las restricciones, algo que decidirán los expertos.

En este punto, ha indicado que los mayores están vacunados y ha habido PCR positivas en residencias que estaban ya libres de COVID, afortunadamente "ha sido sin repercusión clínica y no tenemos que llevarlos al hospital y eso es bueno pero el virus busca y encuentra" por lo que ha insistido en ser prudentes.

Por otro lado, respecto a las restricciones que el Ministerio de Sanidad quería imponer a la hostelería en las comunidades con peores datos, Bautista ha recordado que una vez decae el estado de alarma el 9 de mayo "la responsabilidad recae en las comunidades autónomas".

Bautista, que ha declinado hacer una valoración política el respecto, ha incidido en que la cogobernanza "es escucharnos a todos" y ha apostado por escuchar más que imponer: "Ese es el camino".