La Operación Juguete, puesta en marcha por tres amigos malagueños que ya idearon durante el confinamiento la Operación Potito, ha logrado reunir 635 juguetes que serán repartidos la noche del 5 de enero por los Reyes Magos.

Como adelantó La Opinión de Málaga, Chicho Marín, Juande Villena y Esther Ristori son los responsables de esta nueva iniciativa solidaria, que finalmente permitirá hacer llegar estos 635 juguetes a niños de la asociación El Palo Solidario, el banco de alimentos La Unidad de Ciudad Jardín, los niños en riesgo de exclusión social de Coín, así como los que atienden las entidades incluidas en la recogida de juguetes organizada por varias cofradías de Málaga. Además, la próxima semana, gracias a la Fundación César Ramírez, entregarán 300 mascarillas transparentes para atender a 150 niños de la UCI de neonatos del Hospital Materno Infantil de Málaga, para que sus padres puedan regalarles una sonrisa.