La Federación de Comercio Málaga (Fecoma) ha acusado al Ayuntamiento de Málaga de “falta de diálogo” en la decisión de solicitar una nueva declaración como Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT), que supone la liberalización de los horarios comerciales en fines de semana y festivos. Enrique Gil, presidente de la federación, ha afirmado que “el alcalde quiere imponer unilateralmente nuevas condiciones y horarios comerciales sin contar con el sector, algo que no se puede tolerar”.

Los comerciantes malagueños consideran que “esta decisión es del suficiente calado e importancia como para debatirla previamente en el Consejo Sectorial de Comercio, un órgano que no se convoca desde hace años”. En efecto, se solicitó una reunión de esta comisión en 2019, en 2020 y también recientemente, sin respuesta por parte del equipo de gobierno del Partido Popular.

La ciudad cuenta con una ZGAT con vigencia hasta 2022, “por lo que no es necesaria ninguna otra para que los comercios tengan autorización para permanecer abierto los días de apertura de Semana Santa y periodo estival, ni, sobre todo, que tenga que extenderse a todo el municipio, como pretende el alcalde”, afirma Gil.

El sector no se opone de manera frontal a la medida, pero quiere “que se debata previamente, y que se alcance el mayor consenso previo posible, ya que se trata de determinaciones que afectan a cuestiones vitales para nosotros, como el horario comercial, la competencia con grandes plataformas internacionales, la conciliación con nuestra familia o el dinamismo de las zonas de comercio del centro o el Puerto”.

Los afectados ya han intentado reunirse con la concejala de comercio malagueña y lo han hecho también con Mª Carmen Sánchez Sierra, delegada Territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades en Málaga, a quien han trasladado su malestar.

Para enfrentarse a esta intención municipal se ha creado una plataforma integrada por Fecoma, las asociaciones de Consumidores Facua y Al Andalus, empresarios del sector comercio, asociaciones de vecinos como ‘La Cooperación’ o ‘Parque del Mar’, incluyendo a la Federación Provincial de AAVV ‘Solidaridad', UGT y CCOO como sindicatos más representativos del sector y la Unión de Autónomos de Andalucía UATAE.

Precisamente el secretario general de esta organización de autónomos, Pepe Galván, afirma que “lo que tiene que hacer el Ayuntamiento de Málaga es apoyar a las y los autónomos del comercio local, colaborar con ellos en la superación de esta grave crisis que están sufriendo con ayudas directas y sin asfixiarles aún más con horarios esclavistas”.