El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, volvió ayer a insistir en que no tiene «ningún temor» a que la formación naranja pueda cambiar su postura en el pacto de gobierno en el Consistorio, que mantienen en minoría PP y Cs, asegurando que hay estabilidad.

«No hay ningún motivo de preocupación, hay garantía de estabilidad», subrayó el regidor del PP, añadiendo que «las relaciones han ido bien y siguen estando bien». «Por qué no voy a creer a Noelia Losada -portavoz municipal de Cs- que lo ha dicho claramente hace unos días y lo demuestra cada día en sus posiciones de apoyo, de convergencia con nuestros planteamientos, como un equipo de gobierno que tiene que funcionar de una manera cohesionada», señaló.

De igual modo, se refirió a que a la hora de las votaciones son 16 los votos que garantizan la estabilidad de la mayoría absoluta, asegurando que tras abandonar Juan Cassá Cs, ahora es edil no adscrito. Desde ese momento «ha seguido con la misma posición de voto que tenía antes y hay una estabilidad», además de que «sus declaraciones han ido siempre en esa línea».

De la Torre, tras ser cuestionado por los periodistas, recordó también las declaraciones de la pasada semana en las que tanto él como la portavoz municipal de Cs, Noelia Losada, subrayaban la estabilidad en el Ayuntamiento y la vigencia del acuerdo de PP y Cs, reiterando, que, por tanto, «ha quedado muy claro». Aludió, de nuevo, a la «voluntad de estabilidad» de Ciudadanos en relación con el Ayuntamiento. En este sentido, De la Torre insistió, asimismo, en la importancia de tener la estabilidad para tener «un gobierno eficaz, cercano y que dé respuesta a los temas de la gente», concluyó.

Por otro lado, De la Torre dijo que «puede entender» que la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, haya convocado elecciones anticipadas para el próximo 4 de mayo. En concreto, De la Torre señaló que lo puede entender «a la vista de los problemas que tenía, que aquí no han existido nunca en cuanto a cohesión del equipo de gobierno, formado allí por PP y Cs», añadiendo también que Díaz Ayuso también «entendiera que el movimiento que se había producido por Cs en Murcia, en conversaciones y acuerdos con el PSOE, pudiera repetirse en Madrid».

«Me parece absolutamente normal y lógico que lo pudiera pensar y pudiera, entonces, plantear que su política, que entiende ella que es buena para la Comunidad de Madrid, que no está dando malos resultados la que ha ido siguiendo desde el punto de vista económico y de salud, pudiera intentar garantizar que continuara con una convocatoria anticipada de elecciones».