Este martes 11 de mayo, entra en vigor la modificación del Reglamento de Circulación impulsada por la Dirección General de Tráfico y aprobada por el Consejo de Ministros en noviembre. 

Esta nueva medida, ampliamente demandada por los ayuntamientos para poder tener un paraguas normativo bajo el que poder aplicar los 30km/h en sus localidades, permitirá reducir en un 80% el riesgo de fallecer como consecuencia de un atropello. Se trata además de una medida necesaria a la vista de que el 82% de los fallecidos en ciudades en 2019 fueron usuarios vulnerables, es decir, peatones, ciclistas y motoristas.

La principal novedad es que las calles con un carril por sentido de circulación (o con un solo carril) tendrán un límite de velocidad de 30 km/h, las de plataforma única de calzada y acera, 20 km/h, y continuará en 50 km/h en vías de dos o más carriles por sentido de circulación. Este cambio sustancial, en la concepción global de la movilidad,  hará que el 72,8% de las calles de la capital verán reducida la velocidad a 30 km/h.

En 2020, se produjeron 643 accidentes en la provincia de Málaga, en los cuales 117 la velocidad fue uno de los factores concurrentes. Dejando un resultado de 7 fallecidos, 24 heridos hospitalizados y 154 heridos no hospitalizados.

De los 117 accidentes con víctimas, según el tipo de accidente, se distingue la que más víctimas mortales provoca es la colisión de vehículos en marcha; que registra 3 fallecidos y 12 heridos hospitalizados. La edad media de las víctimas es de 39 años y, por lo general, no hacían uso de elementos de seguridad en el momento de producirse el accidente. 68 de estos accidentes se dieron en carreteras convencionales de calzada única. 

Por este motivo y siguiendo las recomendaciones de las Organizaciones internacionales y europeas que instan a los organismos encargados de la seguridad vial de los distintos países a vigilar que los límites de velocidad establecidos se cumplen, la DGT dedica la próxima semana a controlar este factor de riesgo.  

Tanto la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, como del resto de policías autonómicas, controlarán especialmente aquellos tramos de riesgo asociado a la velocidad, así como aquellos puntos donde la circulación supera el límite establecido y existe un elevado índice de siniestralidad.

En Málaga, durante los días 10 a 16 de mayo, la Dirección General de Tráfico realizará una campaña de control y vigilancia especial de velocidad con el apoyo y colaboración de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y las distintas Policías Locales de los Ayuntamientos colaboradores.

En la campaña del año 2020 realizada entre el 6 y 12 de julio, orientada al control y vigilancia de velocidad, se controlaron un total de 22.164 vehículos: En carreteras interurbanas, del total de 18.132 vehículos controlados, fueron denunciados 1.021 (5.63%) y  en el ámbito urbano, de 4.032 vehículos controlados, 129 resultaron denunciados (3,2%).

Este tipo de campañas, destinadas fundamentalmente a concienciar sobre la importancia de respetar los límites de velocidad establecidos, más allá de la mera labor punitiva, siguen siendo necesarias ya que la velocidad inadecuada tiene una influencia directa, tanto en la ocurrencia como en la severidad de los accidentes de tráfico. Los estudios demuestran que con velocidades de conducción superiores a las establecidas en las vías, el número de siniestros y su gravedad aumentan exponencialmente.