Los sindicatos CCOO y UGT de Málaga han realizado este jueves una concentración en la calle Larios en rechazo a la medida del Ayuntamiento de Málaga, aprobada a su vez por el Consejo Andaluz de Comercio, para la ampliación de la zona de gran afluencia turística (ZGAT) y la liberalización de horarios comerciales.

Las centrales han iniciado además una campaña de recogida de firmas contra esta apertura ilimitada de los comercios de Málaga, que este año entrará en vigor a partir del 20 de julio en todo el municipio. La concentración ha tenido lugar entre las 10.00 y las 12.00 horas.

La responsable de Políticas Sectoriales e Institucionales de la Federación de Servicios de CCOO de Andalucía, Esther Izquierdo, ha criticado la "apertura salvaje" establecida por el Ayuntamiento que, a su juicio, irá en detrimento de los pequeños comerciantes y en beneficio de las grandes superficies. La medida, que a partir de 2022 permite la libre apertura en domingos y festivos durante todo el verano, implica también la libertad de apertura en los festivos de Semana Santa y Navidad.

"Es una medida que va contra las condiciones laborales de las personas y de las empresas del sector del comercio en nuestra provincia. Ha sido aprobada sin ningún tipo de consenso ni negociación con la parte sindical ni con las empresas de este sector”, ha criticado.

Por su parte, UGT dice que esta medida adoptada por el Ayuntamiento de forma "unilateral" no mejorará la situación del comercio de la ciudad. "Las grandes superficies aplicarán la distribución irregular de las jornadas a sus trabajadores en detrimento de su conciliación laboral y familiar. Y para el pequeño comercio será un hándicap más para subir las persianas diariamente. Los abocará al cierre, con las consecuencias que esto tiene para los barrios", ha apuntado.

CCOO y UGT exigen la paralización inmediata de esta medida y ha mostrado su apoyo a la moción que han presentado PSOE y Adelante Málaga en la Comisión de Economía y Hacienda del Ayuntamiento. La moción ha sido rechazada con 7 votos a favor y 8 en contra.

La concejala socialista Alicia Murillo ha criticado a los grupos municipales de PP y de Ciudadanos en Málaga "por obligar a trabajar a los empleados del pequeño comercio los domingos sin cobrar más, por cargarse la conciliación laboral y familiar y por no escuchar a las pymes de la ciudad”. A su juicio, la Zona de Gran Afluencia Turística "perjudica seriamente al comercio local frente a las grandes superficies que sí pueden permitirse abrir todos los días de la semana”.

Murillo ha afeado al alcalde, Francisco de la Torre, que no haya preguntado a los comerciantes "si quieren trabajar los domingos”, y le ha reprochado que no haya consensuado la medida con los agentes del comercio (sindicatos, empresas y trabajadores).

 

La moción, apoyada por los sindicatos UGT y Comisiones Obreras, ha tratado de frenar una decisión del Ayuntamiento de Málaga que, según el PSOE, "perjudica a los pequeños comercios, que no pueden competir con la contratación de las grandes superficies”.