Una representación de la Asociación de Vecinos Torrijos de Huelin se ha concentrado este viernes delante del Ayuntamiento, aprovechando la celebración del pleno municipal, para reclamar más espacio para los mayores en el Centro Ciudadano de Huelin, tras conocer que no podrán volver a ocupar el salón de actos para celebrar clases de baile y gimnasio, como informó ayer La Opinión.

Los vecinos portaban carteles en los que podía leerse críticas al concejal de la Carretera de Cádiz, Luis Verde y una pancarta que rezaba: "Alcalde, Huelin quiere usar el salón de actos de la junta de distrito para los mayores y más espacio para almacenar alimentos que distribuimos a las familias más necesitadas. Escucha e implícate por el barrio".

Se da el caso de que una parte del salón de actos también es usado para almacenar alimentos, dado que Torrijos es una entidad que reparte comida a familias desfavorecidas.

La concentración de hoy se produce tras la asamblea general de los vecinos celebrada el jueves por la tarde en el salón de actos, que registró un lleno, con la presencia entre los asistentes de la concejala socialista Begoña Medina y la viceportavoz del grupo municipal Izquierda Unida y Podemos Remedios Ramos, así como varios representantes de colectivos vecinales.

Una imagen de la asamblea de ayer en el salón de actos del Centro Ciudadano de Huelin. L.O.

La jefa de sección de los Servicios Sociales de la Zona Básica de Huelin, Isabel Rueda, explicó ayer a este diario que el ruido que producen las clases de los mayores impide concentrarse a los trabajadores de los servicios sociales comunitarios.

Por su parte el concejal Luis Verde respaldó a los trabajadores de los servicios y subrayó: "Tenemos locales cruzando la acera y el distrito se los cedería sin problemas".