En mayo del año pasado, la Asociación de Vecinos de Pedregalejo pidió en este periódico mejoras en la calle Ventura de la Vega, la de la parroquia del Corpus Christi.

17 meses más tarde, los vecinos reiteran que los problemas más importantes continúan sin solución. Uno de los más acuciantes es la movilidad, pues por la presencia de la veterana parroquia tiene mucho tránsito semanal, además de algunas procesiones, algo que no se corresponde con una acera derecha minúscula en la que apenas hay sitio para los postes. De hecho, desde el comienzo de la calle hasta la iglesia hay seis obstáculos de este tipo entre postes y farolas.

«Esta calle tiene mucho trasiego y ni las personas con paraguas caben por la acera, se tienen que bajar, y lo mismo quien tenga un cochecito para bebé porque no entran», cuenta una vecina de la calle que prefiere no dar su nombre.

En esa misma acera derecha, la que conduce a la iglesia, hay una caseta de Emasa desde tiempo inmemorial que cuenta con un techo voladizo apuntalado, como mínimo desde 2015, por temor a que se caiga. Además , se encuentra en una parcela vallada que suele acumular mucha basura.

Como explica la vecina, después del reportaje del año pasado «el Ayuntamiento hizo una limpieza y quitaron los pivotes pero a los cinco o seis meses tuvieron otra vez que apuntar el techo porque estaba mal».

Piden demoler esta caseta de Emasa, que lleva apuntalada desde cerca de 2015. A. V.

«Si el Ayuntamiento no quiere esta caseta para nada y no tiene uso, que la demuela, pero que mantenga el sitio cerrado», destaca Adolfo García, de la Asociación de Vecinos de Pedregalejo.

La vecina propone que, si la caseta se derriba, tres de los postes más próximos podían trasladarse a esta caseta y dejar libre un tramo de acera.

Y sigue preocupando el estado de los plátanos orientales, unos ejemplares centenarios, uno de los cuales presenta importantes grietas, mientras que otros sirven como nidos de ratas. Otro vecino, que también prefiere no dar su nombre, explica que además, al no estar en buen estado, sueltan más hojas secas de la cuenta, que caen en las casas más próximas.

A la vista de las deficiencias, el dirigente vecinal Adolfo García tiene claro que lo más adecuado es que la Gerencia de Urbanismo «haga un estudio de la calle» y plantee un proyecto que incluya ampliar en lo que se pueda las aceras y soterrar los cables.

Preocupa el estado de los plátanos orientales, con grietas y ratas. A. V.

Respuesta municipal

Un portavoz del Ayuntamiento contestó ayer a los vecinos que el año pasado se arregló la acera levantada por las raíces de los árboles y que las plataneras fueron examinadas por Parques y Jardines. «Nos dijeron que en principio no había problema con los plátanos».

También subrayó que el distrito es consciente tanto de los problemas que provocan los postes como de la caseta de Emasa y que la intención es dar una solución. No obstante precisó que ahora mismo se está haciendo el soterramiento de la calle Biznaga y está previsto actuar en la zona de Las Acacias. «Actuar en Ventura de la Vega está dentro de los objetivos pero no hay una fecha inmediata», precisó.