Una reunión celebrada ayer entre los sindicatos y el consejero de Salud, Jesús Aguirre despejó las dudas sobre el futuro de los 20.000 profesionales sanitarios andaluces a los que se les acaba el contrato de refuerzo Covid el 31 de octubre. Solo 12.000 renovarán por seis meses más y 8.000 "se irán a la calle", según denuncian los sindicatos CCOO, UGT y CSIF.

Entre los profesionales a los que no se les renovará, 1.500 pertenecen a la provincia de Málaga, tal y como indica a este periódico el delegado de Sanidad de CCOO en Málaga, Juan Carlos Navas. Son trabajadores de todas las categorías, donde entran médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería, celadores, técnicos o personal administrativo. "Sobre todo muchos profesionales sanitarios y auxiliares", señala Navas, que alerta de la importante merma que supone para la plantilla que no se renueven estos perfiles, que quedarán desempleados y a la espera en la Bolsa del SAS.

 "Estos contratos de refuerzo se han usado para cubrir bajas, jubilaciones y puestos de estructura", explica Navas, que asegura que esto se traducirá en más demoras en la Atención Primaria y hospitalaria. Este sindicato ha solicitado a la Consejería de Salud y al SAS la renovación de todo el personal y su rectificación inmediata.

De los contratos temporales que se renuevan, UGT informa que en Atención Primaria se mantienen el 100% de los contratos de todas las categorías, incluido el personal de gestión y servicios, destacando 757 auxiliares administrativos, 574 celadores y conductores, y 223 técnicos en cuidados auxiliares de enfermería (TCAE). También que se van a dar 10.077 interinidades, destacando 2.800 enfermeros, 1.140 médicos de familia y los 6.137 restantes de otras categorías. Este sindicato mantiene las movilizaciones previstas para el 21 de octubre.

“En vez de estabilizar y consolidar las 20.000 plazas para que la plantilla experimente un aumento real y efectivo y la calidad del servicio a la ciudadanía mejore, el SAS apuesta por mermar ambas”, ha denunciado la vicepresidenta del Sector de Sanidad de CSIF-A, Carmen Jiménez.

CSIF Sanidad Andalucía asegura que pidió al consejero que los contratos fuesen de larga duración en el caso de todos los puestos estructurales que están sin cubrir y los que respondan a necesidades básicas y prolongadas, como refuerzos o ajustes de plantilla. También solicitó la renovación, en general, de todas las plazas, ya que todo lo contratado hasta ahora había sido según las necesidades de los centros. “Si la pandemia ha servido para que se vean las carencias del sistema, hay que arreglarlas. Hay profesionales que siguen siendo imprescindibles y hacen falta, por ejemplo para paliar todas las consecuencias del Covid-19”, ha recordado Jiménez.

Este sindicato ha pedido que se convoque la Comisión Central de Bolsa Única para conocer todos los detalles del plan de la Junta y ha exigido que las 10.000 interinidades se cubran "de forma inmediata". Tampoco descarta la organización de movilizaciones.

Esta denuncia se produce cinco días después de que el presidente de la Junta, Juanma Moreno asegurase en la sesión parlamentaria de control al Gobierno andaluz que los 20.000 profesionales del SAS a los que le finaliza el contrato a finales de mes "no van a ir a la calle"