De un tiempo a esta parte, el municipalismo es una moda que dejó de ser un secreto para erigirse en un reclamo con el que proyectar una cercanía especialmente requerida en plena pandemia. La apuesta orgánica de los grandes eslabones del bipartidismo por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, o el regidor de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, es un ejemplo. Y el Consejo de Ministros que armó Pedro Sánchez tras la remodelación de su Ejecutivo nacional es un botón de muestra más contundente. Un acicate que le confiere aún más sentido a la existencia de instituciones como la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). O sea, ese sanedrín nacional de alcaldes que está de cumbre en el Palacio de Congresos de Torremolinos para celebrar una efeméride redonda. De hecho, estas fechas que apuran las jornadas laborales de esta semana congregan en la localidad malagueña a regidores llegados de toda España y dirigentes de variados partidos para conmemorar el 40 aniversario de la FEMP.

Durante la puesta de largo, la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, sugería a todos los presentes una de esas referencias incontestables que remiten al vigor actual del municipalismo. Irrumpió en la cúspide de la política nacional desde un ayuntamiento y ella mismo se encargó de recordarlo: "Pertenezco con orgullo a un Gobierno que se cree el municipalismo y lo practica día a día". 

La ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez. Álex Zea

Una de las situaciones más anecdóticas la sirvió la propia ministra. La exalcaldesa de la localidad manchega de Puertollano provocó un aplauso espontáneo cuando relató que había nacido en el mismo año y el mismo mes que la FEMP. En concreto, una semana antes de su fundación. Ella nacía un 5 de junio de 1981. Y, una semana después, cuando se trabajaba en la creación del organismo municipalista, la ministra era, según sus propias palabras, "una bebé cuya madre amamantaba".

En la intervención anterior, el presidente de la FEMP y alcalde de ese epicentro de la iluminación navideña llamado Vigo, el socialista Abel Caballero, ya había roto el hielo para favorecer un ambiente más distendido: "Dentro de poco, celebraremos el medio siglo de la FEMP y yo seguiré siendo alcalde de Vigo". Lo soltó al final de su discurso y la carcajada fue unánime. 

Desde los asientos más cercanos del auditorio, seguían con atención las palabras de Caballero tanto el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, como su homólogo hispalense y nuevo líder regional del PSOE, Juan Espadas. Entre los dirigentes de las dos principales ciudades andaluzas solo mediaba una silla.

Luego, cuando a renglón seguido participaron en una mesa redonda y dejaron de ser público para 'ascender' a ponentes, también mediaba una butaca, la que ocupaba la alcaldesa de Moncada y Reixach, Laura Campos (En Comu Podem). En la misma tarima se daban cita el alcalde del PP en Estepona y vicepresidente de la FEMP, José María García Urbano, que hizo de moderador; la alcaldesa de Santander , Gema Igual (PP); y el presidente socialista de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes.

En el acto inaugural, también gozaron de protagonismo algunos de los políticos malagueños presentes en la cita. El alcalde anfitrión, el socialista José Ortiz destacó que “son días importantes y felices para Torremolinos en los que se ponen en valor la gestión municipal y el papel de los ayuntamientos en la resolución de los problemas de las personas”.

El presidente de la Diputación Provincial de Málaga y regidor de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, reclamó la creación "urgente" de un fondo de compensación para que "palie el agujero que va a provocar en las arcas municipales la eliminación de las plusvalías".

Por su parte, el consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, recalcó que "la política municipal es diálogo e implicación durante las 24 horas de los siete días de la semana" y "el Gobierno andaluz demuestra con hechos su apoyo a los municipios". Incrementamos la financiación de los ayuntamientos en 30 millones, hasta alcanzar los 510 millones , y añadiremos cinco millones más en el nuevo presupuesto".

Además, el presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos, señaló que “hace cuatro décadas estaba todo por hacer y ese fue el impulso”. "Le pido al nuevo municipalismo que no olvide que para llegar lejos, tenemos que caminar juntos”, agregó.

Las jornadas ‘40 años FEMP. Proximidad y Poder Local’ se celebran durante este jueves y mañana viernes en el Palacio de Congresos de Torremolinos. Las mesas de trabajo de la primera jornada han sido enfocadas al futuro del municipalismo, las Haciendas Locales, los Fondos Next Generation, la Agenda Urbana y el Pacto de Estado frente a la Despoblación. Para la clausura del viernes se han reservado sendos foros dedicados al ámbito local y los destinos turísticos inteligentes.