Las comidas y cenas de empresa con barras libres que incluyan bebidas internacionales están en peligro para las próximas fiestas navideñas. Esta situación viene derivada del desabastecimiento de ciertos destilados de importación y trae de cabeza al sector de los eventos, en especial de cara a la Nochevieja.

No son pocas las parejas que han retrasado también sus enlaces nupciales hasta las próximas semanas, que son las últimas de un año lastrado también, en el sector nupcial, por la pandemia. Así, los propios proveedores han empezado a anunciar a los novios que sólo tendrán aseguradas provisiones de bebidas nacionales.

La situación la confirman los propios empresarios de distribuidoras que operan de Nerja a Manilva, como es el caso de Distribuciones Gourmet 340, cuya sede está situada en Torrox-Costa. Desde principios de este pasado verano hay destilados de alta gama sin stock, algo que no se recuerda en los últimos años y que parte de la reactivación de «uno de los sectores más castigados por la crisis sanitaria», según expresa Rafael Ramírez.

El presidente de la Asociación de Comerciantes e Industriales de Mijas (ACIM), Martín Gómez, que está al frente de uno de los bares históricos del casco histórico mijeño, alega que ginebras internacionales como Seagram’s está agotada en la mayor parte del territorio andaluz. Y lo confirman distribuidores de la Costa Tropical granadina, a las puertas de unas semanas en las que pueden facturar hasta un 30% de las cifras de negocio de todo un año.

Caben los movimientos especulativos, no obstante. Consultados los portavoces del sector de los eventos en colectivos empresariales de Torremolinos, Benalmádena y el propio término mijeño, todos coinciden en que existen determinados puntos de venta, como los de propiedad foránea, donde sí que hay todo tipo de bebidas por ahora.

Y en este sentido, un distribuidor fuengiroleño ha decidido durante este mes de noviembre «invertir más de 20.000 euros en algunas de las marcas de mayor tirón». En este sentido, los destilados son tradicionalmente adquiridos por las empresas con bastante antelación, al objeto de «evitar subidas que justo coinciden con las fechas de mayor demanda, los primeros meses del verano o el mes de diciembre».

Ese acopio de destilados es habitual entre el colectivo de empresarios chinos que operan en la Costa del Sol. Un portavoz que no quiso facilitar su nombre matizó que entre sus compatriotas existen vías de comercialización diferentes, de manera que no se ha notado la especulación en determinadas bebidas. Pero sí que hay otros productos para comidas de empresa que empiezan a escasear por las dificultades en el transporte internacional de mercancías.

Son vasos de cristal y plástico, con unas determinadas características que limitan su uso durante el resto del año. También hay bolsas de cotillón de precio muy económico que en este momento no figuran en los catálogos. «Puedes comprarte una de más precio, pero baratas no hay. Les intentamos a los clientes que puede que no haya al precio de siempre este año y hay muchos enfados», agrega el propio distribuidor chino cuyo eje de operaciones se encuentra en el polígono Guadalhorce de la capital.

El vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), Javier Hernández, manifiesta que de momento el desabastecimiento preocupa especialmente «por la subida de precios que acarrea», con la consiguiente merma en los balances de beneficios del sector turístico. «La situación coyuntural de algunas bebidas queda en un segundo plano, si tenemos en cuenta otra problemática mayor, como es la del descenso de reservas para diciembre», aclara. Y es que la vuelta al confinamiento en Austria o la preocupante subida de los contagios en Reino Unido o Alemania es un contratiempo añadido.

Destilados con oro y otros productos únicos en el mundo

El litoral costasoleño concentra a clientes extraordinariamente exigentes a la hora de planificar una celebración o cualquier fiesta privada. Desde destilados con oro comestible a otras delicias únicas en el mundo forman parte de ciertos catálogos, como expresan los propietarios de la compañía axárquica Distribuciones Gourmet 340, Rafael Ramírez y Nancy Luyten: «La crisis sanitaria ha complicado la llegada de algunas referencias exclusivas».