La 'M' de Málaga reincidió en su celebración del Día de Andalucía con la incorporación de cinco nuevos inquilinos a su palmarés. La karateka María Torres, la revista La Saeta, el Cuerpo Consular, Bancosol y la empresa Aertec han recibido este año los galardones que la Diputación Provincial de Málaga entrega con un guiño a la conmemoración del 28-F. Esta nueva saga de homenajes en clave andaluza se ha apoderado del acto de entrega de estas Distinciones de Honor 'M' de Málaga en el Auditorio Edgar Neville durante una gala presentada, al mediodía de este miércoles, por la periodista Rocío Luque.

El presidente de Bancosol, Diego Vázquez aseguró que "hablar de Bancosol es hablar de la casa de los malagueños". "Sin los 1,7 millones de habitantes de esta provincia no podríamos hacer nada y tampoco sin el apoyo que nos prestan las administraciones públicas y los medios de comunicación". Vázquez mencionó también el crecimiento de la ong: "Llevamos siete años que también intentamos dignificar a las personas con un trabajo y gracias a todos los malagueños podemos dignificar a tantas personas como lo estamos haciendo ahora mismo".

El historiador y director de la revista cofrade La Saeta, Andrés Camino, se miró al espejo que le dice que el 9 de abril la publicación llega a su centenario: "No han sido 100 años fáciles, a lo largo de su historia ha tenido tres etapas diferentes y, como los cofrades somos capaces de hacer posible lo imposible, en ello vamos a seguir trabajando", explicó sobre un periplo no exento de avatares, parones y expansiones.

El decano del Cuerpo Consular, Rafael Pérez Peña, glosó una trayectoria que suma 400 años de historia si se atiende a aquellos tiempos en los que ya existía en tierras malagueñas un primer consulado de Dinamarca: "La labor consular consiste eminentemente en ayudar a los extranjeros, no es una función política sino asistencial; esta labor es un triunfo bilateral porque nuestras relaciones con las instituciones es un modelo de éxito", señaló antes de dar las gracias por el galardón en nombre de los 56 consulados que existen en Málaga.

Igualmente, la frescura y la emotividad atravesó las palabras derrochadas por la karateka malagueña María Torres, quien agradeció la ayuda que le presta a su carrera la Diputación de Málaga y el claro compromiso con los deportes minoritarios que ha percibido en ese gesto en tiempos que no son fáciles para el kárate. El hecho de que esta práctica deje de ser deporte olímpico en 2024 conlleva la consiguiente pérdida de becas y una serie de dificultades económicas: "Cuando voy por el mundo y me reconocen como 'la malagueña', eso me llena de orgullo y me hace verdaderamente feliz", afirmó esta campeona del mundo.

Foto de familia del presidente de la Diputación, Francisco Salado, y los premiados. ÁLEX ZEA

Los agradecimientos acapararon, igualmente, de la intervención del CEO y confundador de la empresa aeronútica AERTEC, Vicente Padilla: "Cuando viajo por todo el mundo veo lo importante que son las infraestructuras; gracias al trabajo que hace una institución pública como la Diputación de Málaga, es posible que hoy estemos aquí recibiendo este premio".

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, aprovechó la celebración de esta gala para reivindicar las cualidades que proyecta la provincia malagueña: "Si uno busca la felicidad, si alguien quiere ser feliz, tiene que venir a Málaga, es una apuesta segura; Málaga es una provincia abierta y cosmopolita que mira al exterior sin perder sus tradiciones, con una mirada distinta y moderna, y los malagueños no nos conformamos con converger con España y Europa, queremos liderar y ahí estamos liderando el crecimiento económico de Andalucía".

Salado recalcó que "los ciudadanos malagueños saben que la Diputación Provincial de Málaga es útil". "Solo hay que preguntarle a los alcaldes de los pueblos pequeños porque está institución está siempre atenta a ellos", enfatizó Salado sin escatimar un mensaje de autobombo.

Al acto también asistieron la delegada de la Junta de Andalucía en Málaga, Patricia Navarro; el subdelegado del Gobierno de España en Málaga, Javier Salas; el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y representantes de todos los grupos políticos de la Diputación de Málaga.

En los primeros compases de la velada intervino Patricia Navarro, quien recordó que "esta es la semana de Andalucía en muchos rincones de nuestra comunidad y en muchos sitios fuera de ella". "Nos toca defender Andalucía, esta también es la semana en la que la comunidad está más presente en la agenda política", añadió la delegada de la Junta en la provincia.

Por su parte, Javier Salas insistió en que "los verdaderos protagonistas" son los premiados y sostuvo que "el éxito de una sociedad lo construyen sus personas y colectivas". Eso sí, el socialista Javier Salas introdujo un matiz político en su discurso y aseguró que "no se debe perder la oportunidad que nos ofrecen esos fondos europeos que nos están llegando". 

Además, Francisco de la Torre aseguró -también con alguna clave que invitaba a lecturas políticas- que "el Día de Andalucía nos estimula a todos". "Nos ayuda a reflexionar para que esta tierra avance y se recupere del retraso histórico que todavía sufre", agregó el regidor del PP en la capital malagueña.

Tales intervenciones de cargos instituciones y homenajeados han dado rienda suelta a un guión que fijó como desembocadura la interpretación del Himno de Andalucía a cargo de la cantaora Virginia Gámez y, posteriormente, del himno de España por el quintento de metales de la Orquesta Sinfónica de Málaga