La Fiscalía de Málaga ha solicitado 13 años de prisión para un hombre al que acusa de un delito de agresión sexual, en concreto a una joven de 17 años a la que conoció en la discoteca de Marbella en la que él trabajaba. La Audiencia de Málaga tiene previsto celebrar el juicio este miércoles.

Según las conclusiones provisionales del fiscal, a las que ha tenido acceso Europa Press, la joven fue a la discoteca junto a su prima y un amigo y allí conoció al acusado, con el que entabló conversación y tomó bebidas alcohólicas. Posteriormente, se fueron juntos al piso que él compartía con otras personas en dicha ciudad.

Como la menor estaba un poco mareada por el efecto de las bebidas, dice la acusación pública, se fue a uno de los dormitorios de la casa a acostarse y se quedó adormilada; cuando, de repente, se despertó "totalmente desnuda en la cama, boca a bajo, sintiendo como el acusado", supuestamente, intentaba abusar de ella.

En ese momento, la chica "le dijo que parara", pero el acusado, "riéndose, le dio la vuelta por los brazos" y presuntamente siguió con la agresión sexual. Tras esto, la llevó a un taxi y le dio 14 euros para que se fuera a casa. Ella no lo contó hasta que un día después tuvo que ir al hospital "para ser tratada de lo ocurrido".

Para la Fiscalía, se trata de un delito de agresión sexual del que acusa al procesado, para el que pide, además de los 13 años de prisión, que indemnice a la víctima con la cantidad de 5.000 euros por los daños morales causados. El juicio está fijado para el miércoles en la Sección Novena de la Audiencia.