Kiosco

La Opinión de Málaga

Elecciones en Andalucía

Todos los caminos conducen a Salobreña

Santiago Abascal y Macarena Olona insisten en "el miedo a Vox del PP y el PSOE" y se refieren a la gestión de Juanma Moreno como "un cambio de mentira y de chiste"

12

Abascal arropa a Macarena Olona en su puesta de largo en Málaga Álex Zea

A los mítines, como a tantas cosas de la vida misma, los delatan los pequeños detalles. Señales premonitorias que anticipan lo que se llega a ver y a escuchar luego, cuando los políticos del cartel entran en escena. En la Málaga portuaria, la que tiene como emblema a La Farola y siente la amenaza de un proyecto de hotel mamotreto, encontró Vox la intemperie precisa en la que situar a Santiago Abascal y Macarena Olona ante el horizonte de las elecciones andaluzas y una multitud que los jaleaba. Más de una hora antes de que empezara el acto anunciado a las nueve de la noche de un viernes, ya había en la zona bastantes policías. Mucha policía, como en la canción de Sabina y en los eventos de esta índole. Y también había mucha gente envuelta en banderas españolas. O señoras que llevaban la enseña enrollada mientras hablaban con desprecio "del coleta" y luego ampliaban el repaso a actuales ministros del PSOE. Hombres de mediana edad que emborronaban cartulinas en las que decían ser "víctimas" de las políticas de la ministra de Igualdad, Irene Montero. Y voluntarios con chalecos fluorescentes que conjugaban el idioma convenido: "Ahí vienen las furgonetas del cambio real", decían señalando a vehículos tatuados con el rostro de la alicantina a la que, según dice su jefe nacional, "se le está poniendo cara de presidenta de Andalucía". Ambos, Santiago Abascal y Macarena Olona irrumpieron con puntualidad inglesa entre una euforia que se encomendaba al rojigualda o los globos del partido, mientras le gritaban "Macarena", "presidenta", "presidente" o "Viva España". Y, cuando les llegó el turno de palabra, desplegaron el victimismo de días pasados. Usaron como percha lo acaecido tras el polémico empadronamiento en una localidad granadina de la candidata. Y dio la sensación de que, ahora mismo, en el discurso de Vox todos los caminos conducen a Salobreña

Tengo que empezar dando las gracias a todos los que me habéis ofrecido vuestra casa para empadronarme

decoration

La candidata de Vox a las elecciones andaluzas del '19-J', Macarena Olona, empezó aludiendo al monotema: "Tengo que empezar dando las gracias a todos los que me habéis ofrecido vuestra casa para empadronarme".

Olona recordó que "en Andalucía empezó todo". "Fue aquí donde empezó la reconquista de España porque hace cuatro años luchábamos en Andalucía por obtener representación en el Parlamento y tuvimos doce diputados; y hoy salimos a ganar, a disputar la presidencia de Andalucía y sentar las bases para que Santiago Abascal llegue a la presidencia de España", apuntó.

Olona no tardó en atacar al Gobierno andaluz del PP y Cs y apostó por "un cambio real, no un simple remplazo". La candidata señaló, igualmente, que "hace cuatro años se votó por el cambio, se puso fin a 37 años de desesperanza de gobiernos socialistas y solo se consiguió el cambio gracias a Vox".

El PP y Cs dijeron que traían el cambio y mintieron, sigue existiendo un 90 por ciento de los enchufados, solo maquillaron algo y nunca nos tendrán a su lado si, como han hecho en estos cuatro años, se limitan a gestionar el cortijo socialista

decoration

"El PP y Cs dijeron que traían el cambio y mintieron, sigue existiendo un 90 por ciento de los enchufados, solo maquillaron algo y nunca nos tendrán a su lado si, como han hecho en estos cuatro años, se limitan a gestionar el cortijo socialista; con Vox en San Telmo abriremos las puertas y las ventanas a todos los andaluces", aseveró Olona.

A juicio de la candidata de Vox, ahora "algo extraordinario está pasando y lo saben el PP y el PSOE". "Por eso tienen tanto miedo, queremos ver las caras que se les van a quedar cuando Andalucía exprese en las urnas el castigo que merecen uno y el cambio que os merecéis todos", enfatizó Olona.

Macarena Olona durante su intervención en el Muelle Uno. Álex Zea

Encuestas del 'Tezanos andaluz'

Además, se rebeló "contra las encuestas cocinadas por el Tezanos andaluz" y "contra los bulos del PP y el PSOE". "Igual que en la comunidad de Madrid usaron el bulo de las navajitas ensangrentadas, aquí se ha usado el bulo del empadronamiento de Olona en Salobreña, que gracias a ello no para de abrir telediarios, solo se habla de Salobreña y Sanxenxo", proclamó.

A continuación, el presidente nacional de la formación, Santiago Abascal, se preguntó "qué dirá Pedro Sánchez si ve este despliegue de testosterona y qué dirá de que tengamos una jefa en Andalucía, donde el día después de las elecciones seguiremos hablando claro y se sabrá dónde está Vox, sin cheques en blancos y con apoyos que sean de verdad".

"Lo que pasó en Andalucía hace cuatro años lo hizo posible Vox, pero el cambio que deseábamos se ha quedado en agua de borrajas; seguimos con la herencia económica de 40 años de socialismo y con una herencia ideológica, la de género y memoria histórica que llegó con el PSOE y se ha mantenido con el PP", agregó.

El señor Juanma Moreno Bonilla ha dicho lo mismo que dijeron en Castilla y León, que si no se vota bien repetiría elecciones para no pactar con Vox, pero no aceptaremos el chantaje del señor Moreno Bonilla

decoration

Abascal calificó como "un cambio de chiste" la gestión del PP y Cs. "El señor Juanma Moreno Bonilla ha dicho lo mismo que dijeron en Castilla y León, que si no se vota bien repetiría elecciones para no pactar con Vox, pero no aceptaremos el chantaje del señor Moreno Bonilla", recalcó.

A su juicio, "el PP y el PSOE solo están instalados en el recambio". "Al PP de Feijóo, que anda muy despistado y todavía le tiende la mano a Pedro Sánchez, le ha dado por pactar cosas con el PSOE como lo de las listas más votadas; y si la lista más votada es Vox, qué hacemos, las elecciones podemos ganarlas y también podemos no ganarlas y lo decimos con humildad, pero los otros no dicen nada", indicó. 

Abascal acusó al presidente andaluz de actuar "como un niño caprichoso que dice que el balón suyo" y se rebeló contra "las tres líneas rojas de Moreno Bonilla a Vox". 'Ya veremos lo que dicen los andaluces de estas líneas rojas, pero seguro que el señor Moreno Bonilla tiene más líneas rojas, porque no lo tiene claro con esos inmigrantes ilegales que aumentan las listas de esperas y siempre se ha negado a ofrecer los datos necesarios para proceder a la expulsión", afirmó.

En su opinión, el PP "también tienen otra línea roja". "El señor Bendodo vino a decirnos que España es un estado plurinacional y yo os digo que Andalucía es una región de España, que es la nación más antigua del mundo", proclamó Abascal antes de afearle a Moreno que "ni siquiera ha sido capaz de darle las gracias a Vox porque gobernó gracias a nosotros". "Aquí todavía no se ha echado al socialismo corrompido de las instituciones", puntualizó. 

Abascal, Olona y Ortega llegan al mitin de Vox en Málaga. Álex Zea

Como telonero de ambos, el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, vaticinó que su partido "traerá el cambio real a Andalucía" frente a las "políticas cobardes, de la mentira y la traición, del PSOE y el PP". "Os presentó a la que ya es conocida oficialmente como la salobreñera del año y la futura presidenta de Andalucía, Macarena Olona", añadió al final de su intervención Ortega Smith. 

Este mitin de Málaga había sido concebido por la formación de derecha como su primer gran acto público en la precampaña de las elecciones andaluzas del 19 de junio. Eso sí, forma parte de una trilogía ininterrumpida este fin de semana por Andalucía Oriental que también llevará a Santiago Abascal y a Macarena Olona hasta Granada (este sábado) y Almería (el domingo). 

Esta cita fue programada para llevar a cabo la presentación de los cabeza de lista de las distintas candidaturas provinciales. En el caso de Málaga, se hizo visible como candidato número 1 al presidente provincial de la formación y edil de Vox en el Ayuntamiento de Torremolinos, Antonio Sevilla. La lista malagueña la cierran de forma simbólica en los números 16 y 17 los hasta ahora parlamentarios andaluces por Málaga Ana Gil y Eugenio Moltó, en línea con la renovación de los puestos de salida acometida en el conjunto de la comunidad autónoma.

Como número 2 por Málaga, figura la empresaria Purificación Fernández y el 3 es para el policía nacional y criminólogo Antonio Luna, que es actualmente portavoz del grupo municipal en Fuengirola y vicesecretario de Organización del partido en la provincia.

La elegida para el 4 es María Checa Sesmero, graduada en Derecho que ha trabajado en el Parlamento Europeo y está vinculada como asesora al grupo de Vox en el Parlamento de Andalucía. El quinto lugar lo ocupa José Luis Jiménez Gámez, diplomado en Magisterio que cuenta con experiencia dentro del partido en la Vicesecretaría de Gerencia, como Vicesecretario de Afiliación y como candidato a la alcaldía por Alhaurín de la Torre.

La lista que capitanea Antonio Sevilla -con experiencia profesional como empresario turístico y director de un hotel de Torremolinos- se enfrenta ahora al cometido de hacer buena la subida en Andalucía que le vaticinan las encuestas al proyecto de Santiago Abascal. Y, por ende, aspira a superar el resultado malagueño de dos escaños registrado en las elecciones andaluzas de 2018.

Compartir el artículo

stats