El precio de la gasolina sigue alcanzando cifras históricas. Málaga arranca las vacaciones de verano con el precio de la gasolina disparado, rozando casi los 2,20 euros por litro.

Si a mediados de mayo Málaga superaba ya los dos euros por litro, la cifra no ha descendido y sigue batiendo récords. Actualmente el precio máximo de la gasolina en la provincia es de 2,16 euros por litro, mientras que el gasóleo está a 2,09 euros por litro.

La subida ha sido significativa en este tipo de carburante, ya que a principios de junio el diésel tenía un coste de 1,969 euros por litro. En apenas un mes, su precio es 13 céntimos más caro. Con respecto al año pasado la gasolina ha subido un 54%, mientras que el diésel un 68%.

Este 30 de junio acababa la bonificación del Gobierno en el precio de los carburantes, aprobada el pasado marzo, pero el Ejecutivo prorrogó la bonificación hasta final de año. Un descuento que apenas se nota en los bolsillos de los consumidores ya que la inflación absorbe casi el 80% del descuento. Ahora mismo, sería apenas cinco céntimos más barato que en la última semana de marzo, antes de que se comenzará a aplicar el descuento. 

Los monolitos reflejan que el precio de la gasolina se encuentra a 2,169 euros en varias estaciones de Málaga situadas en la avenida de Santiago Ramón y Cajal, avenida Valle Inclán o la calle Ayala, entre otras. 

Sin embargo, el precio medio del litro de diésel, al contrario que la gasolina, ha vuelto esta semana a abaratarse. Por tercera semana seguida, ha tenido un descenso del 0,8%. Aún así, sigue siendo un 56,5% más caro que el año pasado. En Málaga, la mayoría de la gasolineras rondan el 2,09 euros por litro de gasóleo; siendo en los surtidores de la calle Bahía Blanca o en la calle Licurgo donde se encuentra a un precio más barato: 1,929 euros.

El calculador de la OCU muestra que, llenar un tanque de 60 litros supone un agujero en los bolsillos de los malagueños, ya que cuesta 130,08 euros en caso de tener gasolina y 125,88 en caso del diésel.

Desde la Asociación Provincial de Empresarios de Estaciones de Servicio de Málaga (Apesma) aseguran que la mejor medida "hubiese sido que se hubiera optado por una reducción del IVA del 21% al 5%.Con los precios actuales nos estaríamos ahorrando alrededor de 30 céntimos por litro", afirma Miguel Ángel Ramírez, secretario general de la asociación. Y sostienen que "no dudamos que la medida que acordó el Gobierno y que ahora se prorroga es bienintencionada, pero está mal diseñada y peor ejecutada".

Devolución de la bonificación 

Desde que se aprobó esta medida, son muy numerosas las estaciones de servicio que se quejan de que "las devoluciones son lentas". Tras tres meses desde que entró en vigor, las quejas siguen siendo las mismas: "Los pagos se demoran, de media, alrededor de dos semanas. Es cierto que supone una mejorar sustancial con respecto a los 45 días que el RD-L 6/2022 concedía a la Administración para abonarnos las cantidades bonificadas, pero sigue siendo un plazo inasumiblemente alto", denuncia el secretario general Apesma. 

Ya a finales de marzo, desde la asociación alertaban que la entrada en vigor de la bonificación del Ejecutivo ponía en riesgo la situación de las pequeñas gasolineras de Málaga.  Sobre la prórroga, desde la Apesma, critican que "la medida del descuento fue acordada en su día unilateralmente por el Gobierno sin consenso y sin consultar ni oír a nuestro sector".