La Policía Local de Málaga ha tramitado un total de 69 denuncias, tanto a establecimientos (23) como a personas (46) por generar ruidos (incumpliendo así la ordenanza municipal de prevención y control de ruidos), así como por impedir la adecuada convivencia ciudadana y la protección del espacio público. Todas las denuncias se han registrado en una semana, desde las 07.00 horas del lunes 25 de julio hasta las 07.00 horas de ayer, lunes 1 de agosto, en las zonas del Centro Histórico y Teatinos.

Las denuncias tramitadas por generar ruidos han sido 16 impuestas a personas, 5 de ellas por cantar o gritar en la vía pública, que se han dado en las calles de Antonio de Cabezón, Liborio García, Navarro Ledesma y en la Plaza de la Merced. Por su parte, otras dos responden a la realización de actividades de ocio en el interior de una vivienda en horario nocturno y que por tanto perturban el sueño. Asimismo, la policía ha denunciado a dos personas por las actuaciones de grupos, vocalistas o instrumentalistas que utilicen equipos de reproducción, amplificación sonora o elementos de percusión sin autorización. De hecho, han intervenido también un aparato de música.

Otros de los incumplimientos han sido exceder los límites admisibles de volumen de emisoras de radio (2 denuncias) y la perturbación de la tranquilidad de los vecinos por el comportamiento de animales domésticos.

En lo referente a la Ordenanza para la Garantía de la Convivencia Ciudadana y la Protección del Espacio Urbano, se han registrado un total de 30 denuncias: 28 por hacer las necesidades fisiológicas en la vía pública o espacios frecuentados por menores, que se han dado en las calles Granada (6), Luis de Velázquez (4), Nosquera (8), Pito (6) y San Telmo (4). Además se ha impuesto una denuncia por concentración de personas consumiendo bebidas en zonas no autorizadas y otra por dañar plantas o instalaciones complementarias de jardines y parques.

Por su parte, a los establecimientos las denuncias interpuestas han sido 23 y principalmente responden a poner música sin contar con permiso para ello y a la ocupación con mesas y sillas de zona de la vía pública que se excede de la autorizada.

Las denuncias relacionadas con la contaminación acústica pueden suponer una sanción administrativa cuyo importe oscila entre los 600 euros, las catalogadas cómo leves y los 300.000 euros, las consideradas cómo muy graves. Mientras que, las relacionadas con la ordenanza de Convivencia Ciudadana a partir de los 300 euros.

1 taxi-pirata y 1 VTC denunciados

Respecto al dispositivo policial extraordinario de vigilancia contra el intrusismo en el servicio de transporte público, de control de VTC y de taxis, esta semana se han realizado un total de 12 inspecciones cuyo resultado ha sido 1 ‘taxis-pirata’ y 1 VTC denunciados.