La presidenta del PP de Málaga, Patricia Navarro, advirtió ayer del trato del Ejecutivo de Pedro Sánchez respecto a la provincia, con unos Presupuestos Generales del Estado para 2023 que contemplan «133 euros de inversión por habitante, mientras que ya sabemos que a 31 de agosto, el Gobierno ha recaudado por cada malagueño 1.729 euros». En concreto, en ocho meses el Gobierno ha recaudado en Málaga un total de 2.960 millones de euros, un 34% más que en 2021, la provincia andaluza en la que más aumenta la recaudación, explicó la ‘popular’, quien alertó de que, «sin embargo, nos sitúa la tercera a la cola en inversión por habitante, la provincia 50 de 52. ¿Esto cómo se come?», se cuestionó.

Durante la clausura del Consejo de Alcaldes del PP de Málaga, en el que participaron los consejeros del Gobierno andaluz Ramón Fernández-Pacheco y Carolina España y la presidenta del Consejo de Alcaldes, Margarita del Cid, Navarro dijo que «la realidad de la apuesta del Gobierno central en Málaga se resume en estas dos cifras, invierte 133 euros por habitante mientras recauda 1.729 euros por habitante».

La dirigente de los ‘populares’ malagueños mostró su incomprensión ante el hecho de que la provincia sea la antepenúltima en inversión por habitante «siendo de las pocas zonas del país con proyección de crecer en población en los próximos años». Ante esto, dijo que «en cualquier caso, detrás de estas decisiones, de esa apuesta y ese volumen de inversión, hay una intencionalidad política; y quienes la han adoptado tienen que dar la cara». Por esta razón, avanzó que el PP de Málaga va a «iniciar una campaña en la que visualicemos este desequilibrio, porque Málaga se merece mucho más, y si PSOE y Podemos van a aprovechar sus resortes de poder para intentar castigarnos, nosotros vamos a movilizar a la ciudadanía».