El futuro de la plaza de La Marina pasa por convertirse en el núcleo que articule la ambiciosa conexión entre la ciudad y su puerto planteada desde hace años, eliminando barreras arquitectónicas así como el intenso flujo de tráfico en el eje este-oeste que hace del litoral malagueño una de sus principales arterias.

Ese anhelo se enmarca en el Plan Litoral, que plantea el soterramiento de 2,3 kilómetros de calzada desde el Gran Hotel Miramar hasta el Muelle Heredia, liberando ese espacio para el peatón y creando un intercambiador modal de transporte bajo la plaza de La Marina.

Para ejecutar ese proyecto, con un coste superior a los 400 millones de euros, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, reconoce que harán falta apoyos económicos por parte del resto de administraciones incluyendo, por supuesto, fondos europeos.

Mientras esa parte, la más compleja, se resuelve, el Ayuntamiento de Málaga decidió avanzar en el diseño de la superficie por lo que a principios de año convocó un concurso internacional de ideas para la reurbanización de los 70.000 metros cuadrados de espacio peatonal que se generarían entre la ciudad y el Puerto.

Hoy se ha dado a conocer la propuesta ganadora, llamada "Ecosistema Litoral", desarrollada por tres estudios de arquitectura, dos de ellos malagueños. Son B720 Arquitectura, Luis Machuca y Asociados y DJ Arquitectura, junto a la ingeniera Prointec, que consiguió la unanimidad de jurado para designarlos como equipo redactor del anteproyecto Plan Málaga Litoral (PML).

Plaza de La Marina. L.O.

"Habremos tenido éxito si no se nota demasiado la impronta del proyecto mismo sino la continuidad, cómo todo se desdibuja en un continuo que no intenta significarse más allá de este espacio común", ha explicado el arquitecto Fermín Vázquez.

Este proyecto se dividiría en tres fases -aunque no se especifica cuánto tiempo requeriría cada una para su desarrollo- y tendría un presupuesto de entre 15 y 16 millones de euros.

La primera fase se centra en la nueva plaza de La Marina, que contaría con un acceso al intercambiador modal soterrado y se prolongaría hasta las columnas que dan acceso al Palmeral, unas columnas que, por cierto, el proyecto mantiene.

El proyecto imagina La Marina como un espacio público amplio -se elimina la fuente actual- en la que se podrían organizar eventos como conciertos, mercadillos, exposiciones al aire libre e incluso actividades deportivas. Estaría equipada, también, con pequeños equipamientos para espacios de restauración, puntos de información pública junto al acceso al intercambiador.

Usos proyectados en La Marina. L.O.

De esta manera se incluyen elementos de diferentes alturas -entre 3 y 8 metros- que estarán coronadas con pérgolas fotovoltaicas. De hecho, la captación solar es uno de los elementos centrales de la propuesta, ya que incluye 5.900 metros cuadrados destinadas a la captación de esta energía, con la que se conseguiría 1MW de potencia pico.

Un intercambiador abierto

Los estudios de arquitectura proponen, además, que el intercambiador modal que se plantea completamente soterrado cuente con una apertura desde la plaza de La Marina, incorporando vegetación y aprovechando la entrada de luz natural.

Disposición de la plaza de La Marina.

"Hemos propuesto una modificación del intercambiador que ahora tiene una solución prevista convencional de soterrado, oculto, cerrado... Hemos propuesto que sin cambiar drásticamente la solución estructural prevista, ni su huella, sí abrirlo de manera que este espacio de llegada o salida de la ciudad se convierta en iluminado, vegetado, de acogida, integrado y formando parte de la plaza", ha señalado el arquitecto Fermín Vázquez.

Integración del Paseo del Parque

En cuanto al Paseo del Parque, se divide en cuatro zonas diferenciadas -zona de marisma, ribera, jardín de lluvia, laguna y zona de juegos- que se aprovecharán de las cotas más bajas del terreno para crear cursos de agua y lagunas que estarán atravesadas por pasarelas transitables.

La parte más relevante que se proyecta en este espacio es la recreación de esos pequeños ríos y lagos que funcionarán como retenedores de agua en situaciones de grandes avenidas de precipitaciones. Eso sí, Vázquez puntualiza que "no siempre habrá agua".

Reurbanización del Paseo de los Curas. L.O.

"Se aprovecha el desnivel general de todo el eje en una secuencia de que cuando haya agua se visualizará, en otros casos no, porque hay que aprovechar agua de los colectores, el aljibe el existente y otros que habrá que hacer para captar ese agua y reutilizarla en el riego", añade.

Con todo, el desarrollo de este proyecto de reurbanización y peatonalización de la conexión entre la ciudad y su puerto está condicionada por la gran intervención que supondrá el soterramiento del tráfico, para lo que primero se debe asegurar la financiación.

"Alguien diría que empezamos la casa por el tejado, no. Estamos viendo el conjunto, lo de abajo y lo de arriba, tener la visión de cómo va a quedar todo y la utilidad que va a tener es bueno tenerla para poder crear una opinión y que la gente esté informada de lo que se pretende. La clave para mí es abordar primero lo de abajo", ha argumentado el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre.

Finalistas

Los siete finalistas del concurso, además del equipo ganador, son los siguientes:

  1. Ecosistema Litoral. B720 Arquitectura, Luis Machuca y Asociados y DJ Arquitectura.§
  2. Málaga del Mar West 8 Urban Design & Landscape Architecture.
  3. Hilado. Ángel Asenjo y Asociados y Zaha Hadid Architects.
  4. Ex aequo: Greenterfaz. SCOB Architecture and Landscape.
  5. Ex aequo: Umbrales Botánicos. GPO, Agence TER y Ana Coello.
  6. Ex aequo: Fachada Mar. Bau-B Arquitectura i Urbanisme y Michel Desvigne Paysagiste.
  7. Ex aequo: El Baldaquino de la Marina”. Batlle i Roig Arquitectura.

El jurado, en una primera fase, seleccionó a seis equiposque recibieron una remuneración de 30.000 euros (más IVA) para compensar el coste del desarrollo de sus propuestas. El ganador, Ecosistema Litoral, ha resultado ganador y, por tanto, adjudicatario del contrato para redactar el anteproyecto de peatonalización por un importe de 270.000 euros (más IVA).

En cuanto a la composición del jurado, estuvo integrado por arquitectos e ingenieros con representación del Ayuntamiento y el Puerto de Málaga. En concreto, los miembros fueron: Carlos Rubio Basabe, presidente de la Autoridad Portuaria de Málaga; Marta Arias González, en representación del Colegio Oficial de Arquitectos de Málaga; Alejandro Luis Grindlay Moreno, en representación del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos; José Pedro Alba García, Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos; Pablo de Otaola Ubieta, coordinador general de Infraestructuras y Proyectos del Ayuntamiento de Málaga; y Francisco Javier Pérez de la Fuente, Director del Área de Arquitectura e Infraestructuras de la Gerencia Municipal de Urbanismo.