La pandemia hizo que el amor no se anulase, sino que se aplazase. Durante 2020, en España solo se celebraron 90.416 matrimonios, 75.162 uniones menos que en 2019; siendo esta la cifra más baja desde 2014.

Algo que no ha ido mejorando con el paso de los años. Las parejas ya no se casan, sino que prefieren o bien ser parejas de hecho o simplemente convivir sin ningún acuerdo de carácter nupcial que les ate.

Durante 2021, en España se registraron 148.588 matrimonios de acuerdo con las cifras del INE. En el caso de Málaga, fueron 4.980 parejas las que se dieron el sí quiero, lo que representa un total de 1.730 parejas más de las que decidieron unirse en matrimonio respecto al año de la crisis sanitaria.

Otro aspecto a destacar es que los rituales eclesiásticos siguen en caída libre. Durante 2021, España contabilizó 24.957 matrimonios por la iglesia, 75.459 uniones religiosas menos que en 2020; frente a las 118.558 bodas civiles que se celebraron en todo el país, 37.784 más que el pasado año.

La tendencia sigue al alza si nos fijamos en los datos de Málaga. De los casi 5.000 enlaces que hubo en la provincia, el 83% fueron por lo civil, un total de 4.119 enlaces; mientras que, solo 861 se oficiaron por el ritual católico. En la provincia se celebraron 205 bodas entre parejas del mismo sexo, de las cuales 91 fueron entre hombres y 114 entre mujeres.

Por edades, los malagueños son los que más tardan en casarse. Mientras que la media española para contraer matrimonio se sitúa en los 35 años, en el caso de los malagueños es de 36 años; siendo la tasa más alta de los registros del INE desde 2008.

Quienes más se casaron en la provincia de Málaga el año pasado año fueron las parejas que tenían 32 años. Las ganas de casarse menguan pasados los 40, ya que según los datos del INE las bodas a estas edades bajan de las 100. Un dato a destacar es la franja de edad de 60 años y más. Ya que estos fueron el sector de la población que más se casó en 2021, con un total de 371 enlaces.

La edad para decir ‘sí, quiero’ se ha retrasado al igual que la edad para tener hijos o independizarse. Y es que casarse cada vez más tarde es algo cada vez más común. De hecho, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el año 2008, los malagueños se casaban de media a los 30 años. Las mujeres de media a los 30 y los hombres a los 34.

Otra de las posibles causas para que existan estos enlaces tardíos es tanto económica como generacional. Los jóvenes malagueños ya no quieren casarse, y los que sí lo desean son pocos. Además, esto es una consecuencia directa de la falta de estabilidad económica que viene dada por el paro juvenil, lo que repercute en una tardía independización y el difícil acceso a una vivienda.

Por sexos, las mujeres son las que antes se casan (34 años) y también las que antes se separan (44 años). En el caso de los hombres, la media para ello está en los 37 años y no es hasta los 48 cuando se divorcian.

En nuestra provincia, las malagueñas se divorcian antes, a los 44 años, y los hombres, a los 46. Si retrocedemos hasta los 90, la edad media se situaba en la veintena. Algo que queda muy lejos de la situación actual.

Sevilla y Málaga los andaluces que más se casan

Durante 2021, en Andalucía se casaron 26.083 parejas. Donde más uniones hubo fue en Sevilla, un total de 6.541. A esta le sigue Málaga, donde se dieron 4.119 uniones.

Les sigue Cádiz, con 4.221 uniones; Granada con 2.764; Córdoba (2.246); Jaén (1.863) y Almería (1.844). Las provincia donde menos andaluces contraen matrimonio es en Huelva, en 2021 solo lo hicieron 1.624 parejas.

Por otro lado, los divorcios. En Andalucía, las demandas de disolución matrimonial presentadas en el año 2021 sumaron un total de 18.913, dato que representa un aumento conjunto del 2,5% con respecto a las presentadas el ejercicio anterior. De todas ellas, un total de 2.986 se presentaron en Málaga.