Sergio Pellicer asumió la culpa de una nueva derrota en casa en Liga, en esta ocasión frente a la Ponferradina. El técnico blanquiazul definió la derrota como una "cura de humildad" y explicó que no queda otra que "recomponerse ante el error y el lunes, a preparar el partido del Alcorcón".

Análisis del partido. “No hemos entrado bien al partido. Tengo que asumir la culpa, porque el máximo culpable es el entrenador, que no ha sabido transmitir la importancia. Nos han penalizado los primeros 20 minutos, no hemos provocado los errores y hemos salido a esperar, no hemos salido a apretar ni hemos tenido tranquilidad con la pelota. El rival, con acciones a balón, segundas jugadas y cambios de orientación se ha metido en el partido. Con el rival por delante, hemos tenido alguna ocasión bastante clara cuando hemos tenido la oportunidad de fijar y jugar por fuera. Es una buena cura de humildad para todos, tenemos que entrar a los partidos con la actitud que siempre hemos tenido".

Olvidar la derrota. “Hay que recomponerse ante el error y el lunes, a preparar el partido del Alcorcón. Es un aviso, no nos lo esperábamos. Si no vamos a los partidos a un 120% es imposible. Tenemos que estar juntos. Era un partido muy importante porque nos hacía mirar al futuro muchísimo mejor, pero lo bueno del fútbol es que el sábado tenemos un partido importante contra el Alcorcón”.

Ambición. "Las cabezas se distraen por el entorno, los representantes, los medios… Tienen que estar centrados en el trabajo diario. Aquí se viene a competir. Se ha hecho una plantilla con mucha hambre y quiero que siga así, hoy no la he visto en los primeros 20 minutos. Sé que el grupo quiere, hoy el máximo responsable soy yo".

Alineación. "Haría la misma. Está claro que me he equivocado. Valoramos mucho el día a día y lo que nos transmiten, los estados de forma. Hemos sacado este equipo pensando en lo mejor. A toro pasado, me he equivocado. Lo asumo y me quedo con la responsabilidad, que estén tranquilos. El cuerpo técnico está para transmitir conceptos y hoy no lo hemos hecho bien y lo tengo que asumir. A los jugadores tenéis que darles confianza. He tenido una charla con ellos y les he explicado todo muy claro. Nadie se puede salir de la hoja de ruta.