El Málaga CF quiere aunar fuerzas con las instituciones gubernamentales y sanitarias para luchar contra el coronavirus. En concreto, desde la entidad blanquiazul han ofrecido las instalaciones de La Rosaleda como punto de vacunación si fuese oportuno.

El estadio de Martiricos, en ocasiones anteriores, ha albergado varias campañas de donación de sangre y médula ósea. De esta manera, se alza como un emplazamiento de gran capacidad de aforo y con una reseñable versatilidad de espacios de trabajo. Unas características que hacen del recinto un firme candidato a centro de vacunación y que ha sido ofrecido por el Málaga CF a las autoridades en el caso de ser necesario.

A través de su web oficial, el club asegura estar "sensibilizado con la delicada situación sanitaria actual y quiere trasladar su apoyo a los ciudadanos y administraciones en estos momentos tan difíciles".