Aunque aún quedan tres jornadas para que Pellicer cierre definitivamente su ciclo como técnico del Málaga CF, el anuncio de su no renovación da pie a analizar los números y las estadísticas que ha logrado desde que tomó las riendas del club de manera precipitada tras el escándalo y la destitución de Víctor Sánchez del Amo. Es curioso como, en las dos últimas temporada, las visitas a Oviedo han supuesto el principio del fin de los entrenadores blanquiazules, salvando las enormes distancias entre el caso del madrileño y del de Nules.

Ha llovido muchísimo desde su estreno en La Rosaleda, el 14 de enero del pasado 2020 ante la Ponferradina. Pellicer llegó y besó el santo: los costasoleños sumaron tres puntos ante los bercianos y pudieron enganchar dos partidos más sin conocer la derrota -empatando contra Fuenlabrada y Mirandés-.

Pellicer tenía por delante 20 partidos hasta el final de la competición y el reto mayúsculo de enderezar al equipo después de un varapalo anímico y varios resultados negativos. Sufriendo muchísimo y haciendo cuentas hasta la penúltima jornada, logró el objetivo de la permanencia, de vital importancia para asegurar el bienestar institucional cuando un peligroso descenso a Segunda B asomaba por Martiricos.

El balance total de su tramo en la 2019/2020 fue de siete victorias, nueve empates y cuatro derrotas, estas últimas ante Sporting, Zaragoza y dos de los equipos que acabaron ascendiendo a Primera: Huesca y Elche.

Para este curso, después de un verano caótico y de mucha inestabilidad, se ha logrado la permanencia matemática a falta de cuatro jornadas, aunque mucho antes ya era virtual. En cuanto a números, se han logrado 13 victorias, 11 empates y 15 derrotas ligueras. Además, este curso se ha llegado más lejos en Copa del Rey: el Málaga eliminó al Coruxo (0-4) y al Real Oviedo (1-0), solo pudo con él un EuroGranada en un reñido 1-2 en La Rosaleda.

Con todas estas participaciones, Pellicer se ha convertido en el sexto técnico blanquiazul con más partidos, solo está por detrás de nombres históricos como Tapia, Gracia, Pellegrini, Muñiz y Peiró.

La importancia de la cantera

Uno de los grandes puntos a favor de Pellicer ha sido el conocimiento del club y su cantera. Los límites que LaLiga ha impuesto al Málaga CF en las últimas ventanas de fichajes, dejándole solo 18 fichas profesionales para toda la temporada, ha repercutido de manera positiva en el crecimiento de La Academia blanquiazul. Aunque el potencial de la cantera del Málaga CF ya era de sobra conocida, con Pellicer se ha llegado a un nivel superior, dando lugar a jugadores del filial e incluso del equipo juvenil hasta tal punto, que muchos de ellos este año se han convertido en profesionales o, si por problemas con las fichas no había lugar para más, han tenido un lugar privilegiado en los esquemas del míster -como son los casos de Ismael Casas, Ramón Enríquez, Cristo o Hicham cuando las lesiones lo han permitido.

Tampoco hay que olvidar los debuts de otros canteranos como Larrubia, Quintana, Loren, Haitam, Mini -el pasado lunes-, Ale Benítez o Issa Fomba.