La cantera del Málaga CF sigue haciendo historia y su última perla es Brahim. Anoche, en el último encuentro de La Roja antes de que arranque la Euro2020, la complicada situación en la que se encuentra el conjunto de Luis Enrique tras los positivos de Sergio Busquets y Diego Llorente en coronavirus, dejó la puerta abierta a los jóvenes de la sub-21, donde milita el malagueño.

Fue el debut soñado para el jugador, criado en clubes de la ciudad costasoleña como el Tiro Pinchón antes de llegar al club de Martiricos. Fue titular, marcó el segundo de los cuatro goles que recibió Lituania y permaneció en el terreno de juego los 90 minutos del partido. Líder del conjunto de Luis De la Fuente, Brahim derribó muros y dejó su huella para el futuro, solo el tiempo dirá si logra un hueco en la absoluta, siguiendo la estela otros malagueños como Isco Alarcón, Juanmi o Fernando Hierro.

A sus 21 años, la buena temporada que ha cuajado en el Milan y las buenas sensaciones que sigue dejando en el terreno de juego hacen que varios clubes estén interesados en él. Dependerá del Real Madrid, y de Carlo Ancelotti, el futuro del joven malagueño.