Con 13 nuevos jugadores en la plantilla, los primeros partidos de la temporada sirven de termómetros y para que los entrenadores vayan conociendo más y mejor a sus futbolistas. Además, en las tres primeras jornadas el mercado de fichajes aún estaba abierto, otra variante con la que jugar a la hora de confeccionar un once.

José Alberto López ha ido introduciendo a los nuevos jugadores de manera paulatina y no son muchos los que han repetido titularidad y posición. Para el primer duelo ante el Mirandés en La Rosaleda el míster contó de inicio con Dani Barrio bajo palos, Ismael Casas, Peybernes, Juande y Javi Jiménez en defensa, Paulino, Escassi, Luis Muñoz y Kevin en el centro del campo y la dupla de ataque la formaban Roberto y Brandon. En aquel momento, Kevin y Roberto fueron una sorpresa muy inesperada, hoy los dos se han ganado un puesto en los planes del técnico asturiano.

A partir de ahí, ante el Ibiza la novedad en el once titular fue Antoñín, que acompañó a Brandon en la punta y en la jornada tres, en la primera victoria del curso ante el Alcorcón, José Alberto llamó a filas a Víctor Gómez y Cufré en los laterales.

Para el choque en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, en el que el Málaga CF no podía contar con Escassi por sanción, fue Genaro el que ocupó la medular junto a Luis Muñoz. Y aunque había opciones de que Sekou Gassama comenzase desde el pitido inicial, el míster lo reservó y dio continuidad a Brandon Thomas y Antoñín.