El Málaga CF brinda otro regalo a su afición. El conjunto de Martiricos sigue de dulce en su estadio y volvió a ganar ante uno de los equipos punteros de la categoría. El doblete de Paulino, tras su golazo en la primera mitad y broche en el descuento, dio a los de José Alberto la segunda victoria del curso ante el Girona, que eleva a los costasoleños hasta los 8 puntos y da rienda suelta a la ilusión de la parroquia blanquiazul.

El inicio del partido en Martiricos dio buena cuenta de que jugaban dos equipos con ganas de agradar y aspirantes a estar en la zona alta. El conjunto blanquiazul volvió a ser el equipo reconocible de este inicio de campaña, queriendo dominar a sus rivales, sea cual sea su entidad. José Alberto cambió de cromo en portería, dando entrada a Dani Martín, pero en lo que respecta a jugadores de campo, la intensidad y ganas de dominar el choque fue la misma.

 El conjunto blanquiazul comenzó a inclinar el partido hacia sus intereses y fue Paulino el primero que pudo adelantar a los blanquiazules, pero su disparo, tras rebote, se estrelló en el palo. Poco después, a punto estuvo de llegar el primer tanto de los malagueños, pero el cabezazo de Brandon, adelantándose a los centrales catalanes, se marchó alto por muy poco.

Y cuando ya el encuentro enfilaba el tramo final del primer acto, Paulino levantó a La Rosaleda con un gol de bandera. El extremo blanquiazul soltó un zapatazo de fuera del área que sorprendió a Juan Carlos y se coló en la portería con tras una comba de categoría.

En la salida de vestuarios, el Girona intentó avanzar líneas en busca del tanto del empate. Salió con más empuje el equipo de Míchel tras el intermedio, pero los blanquiazules resistieron bien. En los primeros minutos, una doble ocasión visitante hizo saltar las alarmas en Martiricos, pero primero la defensa y luego Dani Martín, debutante en el encuentro, evitaron el 1-1. El meta cedido por el Betis realizó una gran intervención para alejar la igualada visitante.

Sin sufrimiento no hay premio

Avanzaban los minutos y el 1-0 seguía en el marcador. Los cambios de Míchel dieron frescura al Girona, que cada vez cercaba más la portería blanquiazul, pero sin exigir a Dani Martín. El partido entraba en su fase decisiva, y los de José Alerto sabían sufrir y contenían una y otra vez las intentonas gerundenses en busca de la igualada.

Supo resistir el cuadro costasoleño, para brindar un nuevo triunfo a su afición. Los blanquiazules no eran capaz de matar el encuentro en una de sus rápidas salidas a la contra, pero el buen hacer atrás hizo que dejaran por tercera vez consecutiva este curso la puerta a cero en su feudo. Hasta el minuto 94, donde de nuevo Paulino batió a Juan Carlos tras pelear un rechace para matar el choque.

Siete puntos de nueve en La Rosaleda, y sin todavía encajar gol, este es el camino para que los de José Alberto puedan brindar una gran campaña a su gente. El camino es largo, pero por ahora las sensaciones y los resultados acompañan la ilusión de una hinchada que desea ver a los suyos en la elite del fútbol nacional.

38

LaLiga SmartBank | Málaga CF - Girona Gregorio Marrero

La próxima semana continúa un exigente calendario que lleva el Málaga a Ponferrada, uno de los equipos que mejor ha empezado la temporada en LaLiga SmartBank. ¡A seguir!