Nuevo partido fuera de casa para el Málaga CF, nueva oportunidad de poner fin a la mala racha como visitante que está cosechando en este arranque de la temporada. Hasta el momento, todas las salidas del conjunto blanquiazul se saldan con un balance negativo de tres derrotas y un empate -en el último momento y ante un recién ascendido como fue el encuentro ante la UD Ibiza-. El ritmo de trabajo del equipo, en líneas generales, está siendo bueno y hay ocasiones en las que el resultado final del partido no reflejaba cómo se desenvolvieron los jugadores blanquiazules en el terreno de juego. Así que quién nos dice que esta noche (21:00) en Pucela no llegue ese partido que se convierta en punto de inflexión y con el que el club malacitano consiga traerse los tres puntos de vuelta a casa.

Lo primero será salir al césped del José Zorrilla con un buen planteamiento. Los números del conjunto de Pacheta y el de José Alberto son similares. Es más, ambos equipos ocupan la parte media de la tabla empatados a 11 puntos, con mismo número de victorias, empates y derrotas. No obstante, este curso el Real Valladolid llega a LaLiga SmartBank como recién descendido, con la presión y obligación de conseguir cuando antes la vuelta a la máxima categoría. Esas ansias no son buenas consejeras y el equipo blanquivioleta está teniendo un inicio de temporada un tanto irregular, pero el entrenador del Málaga CF asegura no fiarse y recuerda que, pese a las numerosas bajas, son un equipo peligroso.

La gran novedad de la expedición blanquiazul, que partió ayer a mediodía hacia Valladolid vía Madrid, es la incorporación de Pablo Chavarría. Es posible que el argentino no tenga minutos en el terreno de juego, pero siempre es una buena noticia ir recuperando de manera paulatina a un efectivo y más aún si es para el ataque, parcela del Málaga CF todavía en fase de definición.

Otro que vuelve esta jornada es Alberto Escassi, la duda estará en si José Alberto opta por dar continuidad al grupo que ante el Fuenlabrada jugó en la medular -con buenos resultados y con mención especial a Jozabed o Genaro Rodríguez- o se vuelve a encomendar al jugador paleño, buque insignia del proyecto malaguista en este curso.

Lo importante es que las destacadas ausencias malaguistas para el partido de esta noche como Víctor Gómez, Sekou Gassama o Luis Muñoz se noten lo menos posible. Una situación parecida a la que vive el conjunto pucelano y su decena de bajas.

Pero en cuanto comience a rodar el balón por el césped vallisoletano, mandará la igualdad en el rectángulo de juego. En lo poco que llevamos de temporada, el Málaga CF ya ha demostrado que es capaz de anteponerse al sinfín de complicaciones que le van llegando. El conjunto de José Alberto necesita fuera de casa un trampolín que le suba la moral y con el que comenzar una nueva racha positiva... ¿Será en Zorrilla?