Salvado el primer escollo copero, que supuso el primer resultado positivo lejos de casa, el conjunto de Martiricos regresa a la competición doméstica con la tarea de mantener La Rosaleda como un feudo infranqueable en la categoría de plata. A estas alturas de la temporada, los números que están encadenando los de José Alberto en casa solo están a la alcance de unos pocos equipos en Europa. Sí, tal y como suena: los 23 puntos sumados de 27 posibles les avalan. Gracias a ello, y teniendo en cuenta que las estadísticas como visitantes están en las antípodas, el conjunto costasoleño mantiene cortas distancias con los puestos de play off.

Esta tarde (16.00 horas), La Rosaleda recibe a un Amorebieta muy necesitado de puntuar, detalle que lo convierte en un rival peligroso en la siempre disputada Segunda División española.

El estadio malacitano debe seguir siendo el faro que guía a los de José Alberto y el equipo necesita reponerse del duro correctivo que le dio el Burgos el fin de semana pasado en El Plantío. Pero pese a todo, los puestos de liguilla de ascenso se pueden rozar con la punta de los dedos.

Esta semana, más allá del resultado positivo copero en Tafalla frente al Peña Sport, el equipo ha logrado recuperar a jugadores que hasta el momento habían tenido un papel residual y secundario. El Málaga CF ya no tiene una cortísima plantilla de 18 profesionales, ahora hay posiciones con varios efectivos y el míster debe aprovecharlos. Jairo Samperio es uno de ellos: trató de luchar contra el vendaval de Burgos y en Tafalla dio dos asistencias y provocó un penalti. Si habrá que tener más en cuenta al cántabro de ahora en adelante, solo el míster lo sabe. Otra buena noticia es que Pablo Chavarría sigue dando pasos hacia su total inmersión en los planes de José Alberto. El argentino lleva días trabajando el mismo ritmo que sus compañeros y el propio entrenador destacó en la previa que contará con él.

En cambio, en el apartado de bajas, esta tarde no estarán disponibles Juande, ni Ramón Enríquez ni Jozabed Sánchez. Juande y Jozabed son dos habituales, fijos en el once, así que siguiendo los esquemas del técnico asturiano, Peybernes y Lombán serán la pareja de centrales y Antoñín será el encargado de conectar la medular con la línea de ataque.

Alineaciones probables que saltarán al césped de La Rosaleda L. O.

Club distinto, mismo propósito

Si mala es la racha del conjunto malacitano como visitante, la del Amorebieta no es mucho mejor. El cuadro vizcaíno es el tercero peor fuera, con solo cuatro empates en nueve partidos de visita sin conseguir una victoria. Por ello, el cuadro vasco se planta en Martiricos con el mismo reto que los de José Alberto tienen cada vez que compiten lejos de La Rosaleda. El Amorebieta llega tocado y con la necesidad de sumar, algo que se convierte en un arma de doble filo de cara al encuentro contra los blanquiazules. Se ha ganado a Tenerife y Las Palmas, equipos mejor posicionados en la clasificación, pero el sufrimiento y la dificultad de cerrar los partidos sigue siendo una constante de los boquerones, por ello está prohibido confiarse en la visita de un rival de la parte baja de la tabla en Segunda.

Los de Vélez de Mendizábal cogieron aliento en el duelo copero al superar 0-1 al CE Europa barcelonés después de los varapalos ligueros ante Lugo y Oviedo, plantaron cara al Zaragoza pero se mantienen a seis puntos de la salvación en LaLiga SmartBank: en lo que llevamos de campaña solo ha podido sumar 14 puntos.

Para esta tarde, el entrenador no podrá contar con los tres lesionados de la plantilla, el meta Roberto Santamaría, el central Jon Irazabal y el lateral izquierdo Josu Ozkoidi.