El Málaga CF sigue en pleno proceso de reencontrarse consigo mismo, afianzar su identidad de juego e ir ganando confianza para empezar a sumar de tres y mejorar los objetivos a los que puede acceder a día de hoy. Natxo González está en ello. Después de solo dos semanas de trabajo y dos partidos nadie puede asegurar que conoce bien al míster, sus intenciones y sus planteamientos, pero en este poco tiempo ya se han podido ver ciertas dinámicas que se convierten en el punto de partida de esta nueva era en Martiricos.

El equipo sigue mostrando aspectos que mejorar y el partido de este fin de semana ante el Almería será una dura prueba en la que comprobar cuánto lo ha hecho. Como en cualquier proyecto deportivo, aquí el trabajo de los futbolistas es fundamental y el momento de que den un paso adelante es ahora o nunca. Quizá en la vuelta a la titularidad de Antoñín, con gol incluido en La Romareda, está la clave. Tanto en Antoñín como en el resto de la plantilla de profesionales está la respuesta para que el conjunto blanquiazul empiece a demostrar lo que se esperaba de ellos cuando arrancó el curso.

Pero pese al escueto recorrido del proyecto, Natxo González ya deja entrever algunas de sus cartas. La primera está en la portería: Dani Barrio ha sido su portero en sus dos primeros partidos, el del estreno por necesidad, al no estar Dani Martín disponible, pero en el segundo y aunque Barrio recibió tres goles en Anduva, también fue él el guardameta titular. Solo el tiempo confirmará si se ha acabado el dilema de la portería, pero parece ser que sí.

Natxo González va haciendo ensayos en entrenamientos en las diferentes líneas de juego. La última en defensa fue la de Braian Cufré, aunque visto el rendimiento en Zaragoza es posible que regrese al banquillo, a la espera de oportunidades como revulsivo. Además, en Martiricos están a la espera de la recuperación de Juande para dar más solidez al esquema defensivo blanquiazul. Mientras tanto, Escassi ha vuelto a su sitio, la medular, y jugadores que quizá estaban teniendo menos minutos como Lombán siguen dando buena imagen.

La base, como el propio Natxo comentó, es el centro del campo y ahí sigue haciendo pruebas. Ramón, Febas, Jairo, Jozabed, Antoñín, Paulino... En la medular, y sobre todo en las bandas, es posible que haya cierto overbooking que el míster debe encajar. Paulino ha sido de los jugadores más regulares y solventes en la plantilla, Antoñín está despertando, Kevin ha caído en su proyección y Febas ya conoce al entrenador. Sin olvidar a Ramón o Jozabed, porque Jairo también parece quedar relegado a un papel secundario. Lo que debe cambiar sí o sí en el futuro inmediato es el poder ofensivo. Los tiros a puerta llegan con cuentagotas y si no se tira, es imposible marcar. Ahí hay otro rompecabezas entre Brandon, Roberto y Sekou, además de Chavarría.

20 piezas diferentes

En total, han sido dos decenas de jugadores los que han tenido más o menos oportunidades con el nuevo entrenador. Entre Anduva y La Romareda solo repitieron Dani Barrio, Víctor Gómez, Escassi, Ramón y Jozabed en el once titular. Asimismo, González no cambió el dibujo y apostó por cuatro jugadores en la fila de defensa y cuatro en el centro del campo, aunque las líneas de acción de Ramón y Escassi estuvieron un poco más atrasadas ante el Mirandés que de costumbre.

Próximo rival: Un Almería que mira hacia Primera

Hasta este pasado fin de semana, la UD Almería estaba inmersa en una dinámica bastante negativa que empezaba a tambalear los cimientos del objetivo del ascenso. Pero nada más lejos de la realidad. Con su última victoria ante el Ibiza, el conjunto rojiblanco recuerda que sigue siendo un fiel candidato a subir a la máxima categoría la próxima campaña. Y con esa meta entre ceja y ceja llegan los de índalo este próximo fin de se mana a La Rosaleda.

Los rojiblancos no están siendo los más regulares de los equipos que están en la parte alta de la clasificación y han sufrido en este inicio de año un bajón que, no obstante, le han mantenido siempre en el podio de LaLiga SmartBank. En enero cedieron las derrotas ante Cartagena, Lugo, Eibar y Real Oviedo, pero este mes de febrero lo han comenzado sumando de tres en casa ante el intratable Ibiza de Paco Jémez (2-0).

Su fuerte tirón en la primera vuelta les ha hecho mantenerse y en estos momentos siguen en puestos de ascenso directo, segundos con 49 puntos, a solo tres del Eibar líder y con el Valladolid acechando por detrás con 48.

Una buena noticia para los de Natxo González es que el conjunto indálico contará con una baja muy sensible, la de Largie Ramazani. Estaba apercibido y vio la cartulina amarilla el pasado fin de semana ante los baleares. El belga está entre los máximos anotadores del equipo con seis goles y se entiende a las mil maravillas con Sadiq. Un Sadiq que también está siendo de los jugadores más productivos en ataque de la categoría de plata y que cuenta ya con nueve goles en su botín personal. Es la gran amenaza para los integrantes del Málaga CF y toda contención será poca para frenar sus internadas.

En el apartado de recuperaciones, es probable que Rubi pueda contar con Lazo y Dyego Sousa para el derbi andaluz que tendrá lugar este sábado (20:30) en el verde de La Rosaleda.