Javi Jiménez hizo un análisis de la situación actual del equipo tras tras el acto de ‘Pulmón Malaguista’ organizado por la Fundación MCF en Coín. El lateral zurdo asegura que la victoria en Butarque les da «aire y fuerza para afrontar el partido del sábado ante el líder», aunque prefiere mantener la calma porque «la distancia sigue siendo la misma»

«Desde que ha llegado el nuevo míster intentamos coger las ideas que él quiere para, cuanto antes, aportar lo que él nos pide. Hemos tenido rachas mejores y peores, pero el equipo siempre está en predisposición de mejorar», explica Jiménez.

Los tres puntos logrados frente al Leganés han supuesto un impulso hacia el objetivo de la permanencia, aunque la distancia de siete puntos con el descenso hace que no esté todo conseguido. «Esta semana sumamos de tres en Butarque y eso nos da aire y fuerza para afrontar el partido del sábado ante el líder. Se ve un equipo muy intenso, que trabaja mucho y que intenta coger esos hábitos que nos pide el entrenador para llegar al fin de semana de la mejor manera posible. Hemos ganado un partido y la distancia sigue siendo la misma, y lo que intentamos es evadirnos de la clasificación, e intentar sumar y hacer nuestro trabajo el fin de semana», señaló 

Además, quiso mandar un mensaje de agradecimiento a la afición: «Nos han estado animando desde el primer momento. Entendemos que a la afición hay que darle y este fin de semana esperamos que vengan a apoyarnos. Creo que el partido se juega a un horario muy bueno y que no duden que el equipo va a intentar hacer todo para sacar los tres puntos».

Por último, sobre el rival, dijo que espera «un muy buen Eibar, con muy buenos jugadores, pero espero más de mi equipo y de mis jugadores».