Los municipios de Jubrique y Genalguacil, dos de los afectados por el incendio forestal de Sierra Bermeja que ha arrasado cerca de 10.000 hectáreas, están analizando el agua que abastece a los pueblos por si pudiera tener restos de combustible o cenizas.

Aunque Sanidad está realizando analíticas al agua para asegurar que es salubre, el alcalde de Jubrique, Alberto Benítez, ha explicado este jueves a Efe que el agua del municipio "sigue estando igual de buena que siempre" y que no hay problemas.

A pesar de defender que se puede beber, los resultados no llegarán hasta este fin de semana, por lo que la Diputación de Málaga ha donado a los vecinos de la localidad 4.000 litros de agua embotellada para abastecer a los afectados.

Jubrique está "desolado" por lo vivido estos días, aunque Benítez ha asegurado que, según un primer balance de los daños, se han salvado los castaños y la ganadería.

El regidor ha declarado que "el pueblo sigue igual de bonito que siempre", con las mismas vistas y la conservación del entorno y, aunque "la gente está resignada" y "asumiendo" los hechos acontecidos, se muestran con "ánimos de salir" hacia adelante.

Otro de los municipios afectados es Genalguacil, donde también se está analizando el agua, aunque su alcalde, Miguel Ángel Herrera, ha comunicado a Efe que "debería estar bien", pero "por precaución" prefieren que no se consuma.

Para ello, diferentes empresas han donado agua para los vecinos de la localidad y el personal del Ayuntamiento se encarga de repartirla desde varios puntos del pueblo.

Los vecinos de Genalguacil, aunque con "mucho dolor" por lo sucedido, ven muy positivo haber podido regresar a sus domicilios, puesto que era "lo que más deseaban" y ahora se está valorando la situación y los daños producidos.

Herrera ha señalado que hay "incertidumbre" en el municipio por lo que puede pasar en el futuro y por que se pueda volver a repetir una catástrofe de este nivel, y ha reclamado que "se pongan medios" para que no vuelva a suceder. 

Estrategia conjunta de ambos pueblos

Además, este mismo jueves ha tenido lugar una reunión entre los equipos de gobierno de los dos ayuntamientos para valorar los daños ocasionados por el fuego y comenzar a diseñar una estrategia conjunta que haga resurgir el Valle del Genal, entre ella la petición al Gobierno de ser declarados como zona catastrófica y que esta sierra se incluya en el Parque Nacional Sierra de las Nieves.

"Es el momento de estar más unidos que nunca. Somos pueblos vecinos, amigos, con un interés común muy claro: Sierra Bermeja, el Valle del Genal se tienen que reconstruir, nuestra vida depende de ello", han indicado desde ambos ayuntamientos, al tiempo que han reclamado que se pongan los medios "a disposición de las administraciones y que se haga un análisis de lo ocurrido".

Ambas localidades están realizando un balance para ver los daños ocasionados y han solicitado a sus vecinos y vecinas que aporten datos de las fincas afectadas. "La flora y la fauna de Sierra Bermeja está calcinada, siendo una de las zonas que más endemismos tienen en Andalucía", han recordado.

Por ello, han incidido en la importancia de realizar "una valoración del impacto económico y medioambiental que ha supuesto este incendio, que incluso ha quemado parte del pinsapar y el pinar de Jubrique. Así sabremos a qué nos enfrentamos y podremos diseñar una estrategia para construir y generar oportunidades".

Estos dos ayuntamientos han creado una cuenta corriente para que todas las personas que quieran "puedan aportar para la recuperación de la Sierra Bermeja y restituir lo perdido", algo que también ha anunciado el Ayuntamiento de Estepona, que igualmente ha solicitado tanto la inclusión de Sierra Bermeja en el Parque Nacional, como ya hiciera meses atrás; como la declaración de zona catastrófica.

Desde Genalguacil y Jubrique también han agradecido "todas las muestras de solidaridad que hemos recibido y a los servicios de extinción que han controlado el incendio", además de trasladar las condolencias a la familia del bombero del Plan Infoca "que perdió su vida para salvar nuestro Valle".

"El Bosque de Cobre y el Genal están más vivos que nunca, esperando de nuevo a sus visitantes, con un entorno que sigue siendo igual de espectacular que antes", han finalizado.