Quien lo iba a decir, buen año de Bolsa en 2020 a pesar de un hecho único y catastrófico en lo humano y económico, como es el coronavirus. Además, el punto final de la presente crisis se va acercando, aunque no tanto como se esperaba el 9 de noviembre, con la aparición la primera vacuna.

Tras un año de oscuridad, y lo que nos queda, por la pandemia, y otros años de incertidumbre política y comercial, por Donald Trump, este 2021, con las vacunas y nuevo presidente en Estados Unidos, abre las puertas a un mayor optimismo.

Lo curioso es que nos hallamos otra vez en los años veinte, lo cual hace recordar los mismos años del pasado siglo, que se llamaron "los felices años 20". El repetido sobrenombre de "la década feliz" está justificado porque fueron, ante todo, años de esperanza en un mundo marcado por los horrores del mayor conflicto bélico que había existido hasta la época y que arrasó con unos 20 millones de vidas: la Primera Guerra Mundial. Por si fuera poco, esta fue secundada por la injustamente llamada gripe española, causante de la pérdida de otros 50 millones de seres humanos, según los cálculos de entonces. Después de estas tragedias en cadena, la población tenía ganas de vivir, de consumir, de pasarlo bien y de enterrar los días grises. Muy parecido a las ganas de disfrutar cuando nos desconfinan estos días.

Esos años, también llamados "locos", fueron acompañados de espectaculares revalorizaciones en los mercados de acciones, donde los índices subían año tras año, llegando a lo que Alan Greenspan llamó luego en 1987, la “irracional exuberancia de los mercados”. Lo cual desembocó por aquel entonces, en al más famoso crack de la historia, el Crack de 1929.

Las causas fueron diversas, pero cada vez que el mercado cae un 40% o más al menos deben concurrir dos hechos: mercado alto y caro, y un factor exógeno que lo haga hundir. Ya pasó en 2008 con la crisis subprime (no fue la bolsa) pero esta venía subiendo desde 2003 tras las puntocom, o el mismo año pasado, un mercado alcista desde 2009 a 2020, once años, y el coronavirus.

En al caso de 1929, los expertos apuntan a: 1. Sobreproducción y subconsumo, es decir, la producción era cada vez mayor, pero al no mejorar la economía de las clases medias y bajas estas no podían permitirse seguir consumiendo tanto. Todo esto causó que no hubiera suficientes compradores para tantos productos. 2. La crisis en Europa. Tras la Primera Guerra Mundial los países europeos estaban pasando graves problemas económicos, sus monedas estaban devaluadas, y Estados Unidos perdió a muchos de sus mayores compradores. Aun así, Europa dependía mucho de lo Estados Unidos, y por eso fue arrastrada a la crisis tras el Crack. 3. La especulación fue una de las mayores causas, se compraban acciones a bajo precio para venderlas en cuanto subían de precio. Esto provocó una crecida artificial de la bolsa, causando un desajuste entre la bolsa y la economía real. 4. Los créditos de los bancos eran muy fáciles de conseguir, y se usaban generalmente para comprar acciones en la bolsa, esto provocaba un abuso del crédito y el surgiendo de grandes deudas.

A nadie se nos escapa, que la actual crisis, nos está haciendo a todos apreciar cosas que antes nos parecían dadas y normales. Hay ganas de que todo pase, que no muera nadie más y que los empleos se recuperen (hay gente pasándolo muy mal).

La Bolsa, como tantas veces, se adelanta a la economía real. Así, el Nasdaq desde los mínimos de marzo lleva una revalorización de más del 100%, y fondos de inversión que han ganado un 200% en al año, y acciones como Tesla que se han multiplicado por más de 10 en 10 meses. Así pues, el mercado está alto, pero no caro. El PER, que mide la relación entre el precio de las acciones y sus beneficios, es en dicho mercado norteamericano de 29 veces. Cuando cayeron las bolsas estrepitosamente en 1929 o 1987, este indicador estaba en 40 veces. Así que, si mejora la situación sanitaria pandemia y la economía, y eso se traslada a los resultados empresariales, podemos tener otros años 20 con muchas alegrías.

Feliciano Macías es director de Renta 4 en Málaga