La España extrema

Que nuestro país se radicaliza no es nada nuevo. Lo estamos viviendo desde que Pedro y Pablo pactaron y lo seguiremos sufriendo o disfrutando, según cómo se mire, cuando Pablo y Santiago pacten, pero no el Pablo de antes sino el de ahora, el del centro derecha que va a tener que lidiar con el que tiene a su derecha, a la derecha de la derecha, que va a ser mucha derecha. Muchos dirán que nos va a gobernar la extrema derecha, que es mucho decir, pero que España se extrema ya no hay quien lo dude, a la izquierda o a la derecha, pero que se extrema, que España se extrema, no ya no hay quien lo ponga en duda. Habrá quien se alegre y quien se eche las manos a la cabeza. A mí ya no me sorprende pero me inquieta y me perturba. O dicho de otro modo, una España extrema no solo me preocupa, me estremece.

Enrique Stuyck Romá. Málaga