El 5 es un número natural y primo. En número romanos el 5 es V, ese gesto que hacemos con los dedos para señalar nuestra victoria. En la tabla periódica de los elementos el 5 es el número atómico del boro. Ese elemento químico que no se ha encontrado libre en la naturaleza. El boro tiene importantes aplicaciones en el campo de la energía atómica y debido a su gran dureza se emplea como abrasivo. El boro es junto al litio, el molibdeno y el berilio uno de los elementos «ligeros» más escasos del universo. Eso lo hace valioso y en la construcción del proyecto de Fotis Katsikaris tiene que tener una vital importancia. No el boro, pero si su número atómico: El 5.

Los tiempos en que los malagueños podían optar a los grandes pívots del mercado ha pasado y eso complica aún más la operación. Escasos, caros y no primeras espadas porque estos, los que quedan fuera de la rotación de la NBA, priorizan a los equipos de la Euroliga y los grandes contratos de China. Eso hace que sea la operación más importante del verano. Hace 2 años ya de la Copa jugada en Málaga. Allí donde se alumbró ese Unicaja «Made in Spain» que enamoró al Carpena. Aficionados y periodistas coincidíamos en las gradas del pabellón, ¡qué tiempos!, en que la estructura básica estaba hecha y faltaban «dos pívots americanos de los de antes». Esta última temporada, el desequilibrio de la plantilla entre el exterior de la zona y el interior acabó con las posibilidades del equipo y aunque no será posible, por lo dicho anteriormente, juntar una dupla como la que formaron Mike Ansley y Kenny Miller, debería ser el objetivo. Poder interior para que los exteriores puedan brillar. Una combinación de ataque y defensa que les permita dominar las dos zonas.

El 1 es un número natural y primo. En informática se asocia a la posición de «encendido» en la lógica positiva y de «apagado» en la lógica negativa. En la tabla periódica es el número atómico del hidrógeno. El elemento químico más abundante en el universo al constituir aproximadamente el 75% de la materia visible. En su secuencia principal, las estrellas están compuestas principalmente por hidrógeno en estado de plasma. La presencia de Alberto Díaz y la versatilidad de Jaime Fernández hacen que esta incorporación sea importante, pero menos que el 5 entre otras cosas porque el mercado es muy abundante. Eso sí, su capacidad para «encender» o «apagar» al equipo no debe ser dejada en un segundo plano.

No voy a hablar de los mega cotizados Pierria Henry, Kevin Pangos o Thomas Walkup pero aparte de los descartes de la NBA, los nuevos jugadores que llegan cada año de la NCAA, de las otras ligas europeas y la propia ACB, sólo en Euroliga y Eurocup termina contrato Nikola Ivanovic, Neno Dimitrijevic, Janis Strelnieks, Jayson Granger, Stefan Jovic, Mantas Kalnietis, Errick McCollum... El mercado es mucho más amplio.

El «4» es otra pieza muy importante en este puzle que deben componer Manolo Rubia y Katsikaris, así como ver el encuadre en la plantilla de dos jugadores para mí necesarios por sus características, Francis Alonso y Rubén Guerrero. Tiradores nacionales con la capacidad de trabajo y sacrificio de Alonso no hay muchos. Buscarle un rol en el equipo no debería ser difícil. Las características físicas y la presencia en la zona de Guerrero son únicas en el mercado de pívots nacionales. Su capacidad de trabajo y de mejora debería darle un sitio en el roster del equipo.

Muchas son las operaciones a realizar y aunque creo que están en buenas manos me sigue preocupando la ausencia de noticias de la zona noble, sobre todo si va a llegar con ganas de toquetear el equipo. No es hora de perder el tiempo, es la hora de trabajar, y todo lo que se haga ahora debería ser reafirmado por los directivos y directores que vengan después o se habrá perdido mucho tiempo.

El diamante es uno de los minerales con más valor del mundo. Debido a su estructura cristalina extremadamente rígida, puede ser contaminada por pocos tipos de impurezas, las dos principales son el boro y el nitrógeno. De ahí la importancia y la fuerza que dan a un equipo, no el boro y el hidrógeno, pero sí el 1 y el 5. Suerte y poneros la mascarilla.