Carlos Suárez rompe su silencio. Después de más de siete meses callado por decisión personal, desde el final de la pasada temporada, el capitán del Unicaja responde a la llamada de La Opinión de Málaga para contar, en primera persona, todo lo que le ha ocurrido en estos últimos meses. ¿Qué pasó en su relación personal con Luis Casimiro? ¿Cómo es posible que el Unicaja acumule 10 derrotas seguidas entre Liga y Eurocup? ¿Debería el club fichar un refuerzo para mejorar la plantilla? ¿Es un alivio que el Carpena esté vacío en estas circunstancias?... Muchas preguntas a las que responde ahora el capitán.

Lleva toda la temporada sin hablar con la prensa. Desde que se anunció en junio su renovación solo se le ha visto en temas oficiales del club o en compromisos de la propia Liga ACB. ¿Por qué este silencio de casi 8 meses?

Porque se estaban diciendo muchas cosas sobre mí y no quería hablar y sí centrarme en entrenar y en jugar. Y punto. No quería hablar con nadie. Lo importante para mí era trabajar, entrenar y recuperar la forma física.

Contésteme con la mano en el corazón, si Luis Casimiro fuera todavía el entrenador del Unicaja, ¿usted estaría ahora mismo hablando conmigo?

Cuando La Opinión de Málaga me pidió esta entrevista hace varios meses yo no acepté porque quería que se dejara de hablar de el tema mío con el entrenador. Hubo otros medios que también pidieron hablar conmigo y a todos les dije que no era el momento. Si hoy siguiera Luis en el banquillo, pues igualmente estaría hablando contigo porque es antes de la Copa del Rey y ya era hora de hablar.

Con el anterior entrenador no contaba mucho y se dispararon los rumores sobre un posible mal rollo entre ambos. Yo le voy contando lo que se ha rumoreado y usted me dice. Se ha dicho que en un entrenamiento discutió usted con el entrenador y Casimiro lo mandó al vestuario....

Eso es mentira. Eso lo juro por mi madre que es mentira. Eso no ha pasado y cuando juro por mi madre... mi madre es lo más sagrado. Él nunca me ha mandado al vestuario. Evidentemente me ha hecho correcciones, como a todos mis compañeros y como me ha pasado en toda mi carrera. Pero eso que dices tú no ha pasado nunca.

Carlos Suárez, en Los Guindos. Álex Zea

Se ha dicho también que hubo más que palabras en el vestuario después de un partido en el Carpena...

Mentira. No ha pasado eso. Lo juro por mi madre que no ha pasado eso.

Hubo otros rumores que decían que Casimiro se enfadó con usted porque delante de sus compañeros usted le criticó una decisión técnica...

Para nada. Eso nunca ha pasado. Eso también es mentira. La gente habla mucho.

"¿Que me hubiera gustado jugar más? Pues por supuesto. Lo digo claramente. Pero esto es un equipo, no es tenis"

Carlos Suárez - Jugador del Unicaja

Entonces, Carlos, díganos ¿qué fue lo que pasó realmente entre ustedes?

La desgracia de lesionarme en pretemporada me impidió empezar con mis compañeros, me incorporé con la temporada empezada y en ese momento el equipo estaba ganando. Hay que ponerse también en la piel del entrenador, que con muchas victorias seguidas es muy difícil que cambie su rotación. Eso es lo que ocurrió. Es evidente que todo jugador quiere jugar el máximo de minutos. Y el que diga lo contrario, miente. En ese momento, personalmente, me tuve que dedicar a entrenar y a esperar mi oportunidad. No estaba al ritmo de mis compañeros al principio y me fui incorporando poco a poco. Fui cogiendo sensaciones de temporadas anteriores y la desgracia fue que me llegó la maldita lesión en el gemelo. Yo con Luis no he tenido ningún problema. Nada técnico y nada de discusión ni de nada de eso que se ha hablado. A lo mejor si en ese momento hubiera hablado se habrían aclarado todos esos rumores, pero sinceramente no he hecho nada malo ni he tenido discusión con él ni nada de nada.

¿Cómo fue esa etapa en la que apenas jugaba o solo salía en los minutos de la basura?

A ver... soy honesto y te digo que no fue fácil. Pero yo también entiendo al entrenador. Estás en una situación en la que el equipo gana y en ese momento era complicado que Casimiro me diera minutos. ¿Que me hubiera gustado jugar más? Pues por supuesto. Lo digo claramente. Pero esto es un equipo, no es tenis. En ese momento lo mejor para el equipo quizás era que yo estuviera fuera de la rotación porque había otros compañeros que estaban mejor. Y ya está. Era un momento de hablar poco y entrenar mucho. Y a eso me dediqué. A entrenar y a esperar que llegara mi oportunidad.

En las ruedas de prensa,Casimiro nos decía a los periodistas que era una decisión técnica. ¿Le dio a usted alguna explicación?

Me dijo que tenía que ir poco a poco y que tratara de coger el ritmo de competición con los minutos que me diera. Fue una decisión técnica.

Durante esas semanas, ¿pensó en algún momento en abandonar el Unicaja y buscar otro equipo?

No. Está claro que si hubiese sido al principio de temporada podía haberlo hablado, pero hay que ser honestos, venía de una lesión en pretemporada y tenía que coger ritmo de competición.

Fotis Katsikaris ha dicho desde que ha llegado que Carlos Suárez es un jugador fundamental para sus esquemas. ¿Cómo recibió ese halago?

Siempre es bueno que hablen bien de ti. Pero esto es rendimiento y por mucho que hablen de ti si luego no cumples en la cancha con lo que te pide el entrenador, las palabras se las lleva el viento. Yo estoy trabajando para recuperar mi forma y para poder ayudar al equipo a ganar. Voy poco a poco para tratar de estar al ritmo de mis compañeros.

En una situación como la que está pasando el Unicaja, el cambio de entrenador ¿era una necesidad?

Siempre que un equipo está en una mala dinámica como la nuestra, el que cae es el entrenador. A lo mejor habría que cambiar 5 ó 6 jugadores, pero al final la figura que lleva las de perder es la del entrenador.

"Esto es rendimiento y por mucho que hablen de ti si luego no cumples en la cancha con lo que te pide el entrenador, las palabras se las lleva el viento"

Carlos Suárez - Jugador del Unicaja

Lleva ya casi 10 años en el Unicaja. ¿Se imaginaba ver al equipo en una situación tan complicada?

No. La verdad es que no. Además, todo el mundo hablaba esta temporada maravillas de la plantilla, que se había confeccionado un equipo con mucho talento, con jugadores que se estaban peleando los grandes por ellos y que al final se los había llevado el Unicaja... Creo que hemos demostrado que podemos tener una dinámica ganadora, como pasó en octubre y noviembre. En deporte hay mucho de psicológico. Estamos en un bache, con ratos que jugamos muy bien y luego con desconexiones, que son las que tenemos que evitar. Hay que ganar partidos y que nos dé confianza para jugar bien los minutos finales y poder ganar.

¿Qué hay que hacer para salir de esto?

No darle vueltas a la cabeza. Ir poco a poco. De momento, pensar en el partido de Fuenlabrada. Y luego ya en la Copa del Rey, con un rival, el Barça, que a mi modo de ver es el mejor equipo de Europa en este momento.

¿Está la plantilla descompensada?

Eso depende de cómo lo mires. Es evidente que tenemos una batería de anotadores en el juego exterior y a lo mejor los que jugamos por dentro tenemos que hacer un trabajo diferente que sirva para ganar. Tenemos que ir todos juntos. También se puede jugar al baloncesto intentando hacer mejor a tu compañero: defendiendo, reboteando. No es todo jugar por dentro o por fuera. El Real Madrid no tiene una batería de exteriores increíble y sigue ganando. Tenemos que pensar que somos una buena plantilla y que tenemos mucho talento anotador por fuera, pero eso no quiere decir que los de dentro seamos mancos.

Si Carlos Suárez tuviera poder de decisión en el club, ¿ficharía un pívot?

Eso son los dirigentes los que lo tienen que decidir. Yo por mi experiencia en mi carrera deportiva sé que los que tenemos que sacar esto somos los que estamos aquí. Si luego viene alguien que nos ayude, bienvenido sea. Pero las cosas están como están. Hemos demostrado que esta plantilla actual ha tenido momentos de baloncesto muy buenos.

El capitán cajista trabaja horas extras para poder coger el tono físico lo antes posible y así poder ayudar al equipo. Álex Zea

En las actuales circunstancias, ¿es un alivio que no haya público en el Martín Carpena?

Yo creo que no. Después de perder 10 partidos no te voy a negar que el Carpena sería un polvorín, pero estoy seguro de que con el Palacio como está habitualmente hay varios partidos de esta mala racha que no habríamos perdido con ellos en las gradas. No tener al público nos afecta para mal. Es una mierda para el baloncesto en general jugar así. A mí me gusta ir a Manresa, Fuenlabrada... sitios con mucha gente, que aprietan mucho. Se ha demostrado que el deporte sin público es, con perdón, una mierda.

Es un fracaso la eliminación de la Eurocup?

Sí, porque somos el Unicaja. No somos un equipo cualquiera. Está claro que no hemos cumplido los objetivos en Europa. Pero ahora no podemos darnos latigazos en el pecho, tenemos que seguir entrenando y jugando para salir de esta situación.

La próxima semana llega un momento muy importante de la temporada, la Copa del Rey. ¿Hay algún motivo, por pequeño que sea, para tener ilusión en que se puede hacer algo grande en la cita copera de Madrid?

Si tu vas a la Copa a verlas venir, el Barça te va a pasar por encima. Te digo yo que el cien por cien de los jugadores del equipo vamos a la Copa con el objetivo de ganar al Barça. Está claro que los favoritos son ellos, que tienen un equipazo, pero esto es deporte y puede pasar cualquier cosa. Podemos tener un día muy inspirado en el tiro, defender bien, que ellos se pongan nerviosos. Tenemos que ir allí a por todas. Si pienso que voy derrotado, no salgo a la cancha.

"Ha sido el peor año de mi carrera. He tenido de todo, lesión muscular, reaparición, cuando recupero la forma otra lesión muscular...."

Carlos Suárez - Jugador del Unicaja

¿Olvidados ya sus problemas musculares?

Ha sido el peor año de mi carrera. He tenido de todo, lesión muscular, reaparición, cuando recupero la forma otra lesión muscular.... Luego despedí el año a lo «grande», confirmándome el 31 de diciembre que tengo coronavirus, pasando 3 semanas en casa sin hacer actividad física ya que tuve algunos síntomas con el virus. Ha sido bastante complicado. Ahora estoy cogiendo el tono muscular y trabajando horas extras en el gimnasio para que no se vuelva a repetir este problema muscular.

¿Cuándo cree que podremos ver a Carlos Suárez otra vez al cien por cien?

Me gustaría en dos o tres semanas. Me gustaría en la Copa del Rey estar ya bien. Me gustaría estar a tope lo antes posible y tener esa chispa que he tenido siempre cuando he estado a tope. Lo que quiero es ayudar a mis compañeros. Dar energía en rebote y en defensa.

Después de tanto tiempo sin hablar, qué quiere decirle el capitán a la afición del equipo. Mande el mensaje que crea oportuno a la «marea verde».

Entiendo que la afición esté jodida. Los primeros que estamos jodidos somos los jugadores, que queremos salir de esta situación. La afición está ahora en casa, con una situación mala con el coronavirus y se sienta a vernos por la tele y no les damos muchas alegrías. Yo les digo que les echamos mucho de menos, que nos gustaría tener otra vez el «factor Carpena» a favor y que nada es imposible. Nos viene ahora la Copa, que es algo muy bonito y vamos a ir a por todas. Está claro que no estamos en la mejor situación, pero si estamos todos juntos vamos a salir de esto.