A falta de 9 jornadas para el final de la Liga Regular de la Liga Endesa (8 para algunos equipos) es buen momento para sacar la calculadora y echar cuentas. El Unicaja es ahora mismo octavo en la clasificación, con 13 victorias y 14 derrotas, empatado a triunfos con el Baxi Manresa (con un partido más los catalanes) y con un triunfo de ventaja sobre el MoraBanc Andorra (12), que será el rival de los verdes el próximo fin se semana en el partido liguero del Martín Carpena.

Parece todavía arriesgado, con tantas jornadas por jugarse, fijar una cifra de triunfos que marque el límite entre conseguir la clasificación o quedarse sin play off por el título. Este curso, con 19 equipos de forma extraordinaria, tras el ascenso el pasado verano del Acunsa Gipuzkoa Basket desde la Liga LEB Oro y no haber descensos desde la ACB, todavía se hace un poco más complicado saber el número exacto de victorias que hará falta para asegurarse la octava plaza liguera.

Si nos atenemos a lo ocurrido las últimas temporadas, el límite entre el «bien» y el «mal» ha estado en 17 ó 18 triunfos. Para esta temporada 2020/2021 parece que 17 victorias será insuficiente, pero las 18 de otros cursos sí puede valer. O sea, que el Unicaja necesitará sumar en las 9 jornadas que restan de la Fase Regular un mínimo de 5 victorias. Con 6 (serían 19 en total) es seguro el pase al play off, pero a priori un balance final equilibrado de 18-18 debería bastar.

Los rivales directos del Unicaja (13 victorias y 14 derrotas) en esa lucha por la octava plaza son el Baxi Manresa (13-15) y el MoraBanc Andorra (12-15). Viene justo por detrás el Herbalife Gran Canaria también con un balance de 12-15, pero los canarios tienen el average perdido con el Unicaja, lo que les hace menos peligrosos, aunque habrá que estar pendiente de sus resultados... por si acaso

Si el Unicaja suma esos ansiados 18 triunfos, se aseguraría la octava plaza de la clasificación salvo que el Baxi Manresa ganara 5 de los 8 partidos que tiene pendientes hasta el final de la Liga Regular. Es cierto que los del Bagés no tienen un calendario excesivamente exigente, pero teniendo que visitar el Palau Blaugrana y el Olimpic de Badalona, además de recibir en casa la visita del Baskonia, no será fácil para ellos alcanzar los 18 triunfos, que les valdría por tener el average a su favor frente a los verdes. Sólo un dato para explicar lo caro que está sumar: el Manresa ha ganado 4 de sus últimos 11 partidos de Liga.

En la lucha entre Unicaja y MoraBanc Andorra, el partido del próximo sábado se antoja clave. El equipo verde ganó en la primera vuelta en el Principado por 78-81. O sea, que si repite triunfo este próximo finde, tendría dos de renta, más el average, sobre los de Ibon Navarro, con ya solo 8 jornadas más por jugarse. El equipo andorrano tendría que sumar 7 victorias en las últimas 8 jornadas para llegar a19 victorias y, de esa manera, superar al Unicaja (si suma finalmente 18 victorias). No es imposible matemáticamente, pero casi.

El Herbalife Gran Canaria, por su parte, tendría que ganar 7 de 9 en este esprint final liguero también para alcanzar las 19 victorias en la clasificación al final de la Liga Regular, única manera de superar las hipotéticas 18 de los de Fotis Katsikaris, que tienen el average particular ganado con los canarios al haber derrotado esta temporada en los dos partidos de la Liga Regular al cuadro claretiano, tanto en el Gran Canaria Arena como en el Carpena.

El Unicaja depende de sí mismo. El sábado, contra el MoraBanc, finalísima por una plaza en el play off.